Noticias

Continuará “ajuste gradual” en precios de gasolina… “como en todo el mundo”: SHCP

Al comienzo de esta semana, el precio de la gasolina Magna rompió la barrera de los 17 pesos por litro, trancazo que permite señalar que en sólo un año y tres meses el costo de los combustibles se ha incrementado 3.43 pesitos por litro. Ah, pero con la liberación del precio la cosa irá mejorando, ¿no? Pues… sí, pero no para el consumidor.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Antonio González Anaya, el gobierno federal seguirá con su política de darle en la máuser al bolsillo del mexicano, digo, de aplicar “ajustes graduales” en el costo público de las gasolinas. Pero no porque así lo quieran ellos. Más bien, porque la administración ve que eso ocurre “en el resto del mundo “… y pues ni modo de ir contra la borregada.

En su intento de explicar de forma simple cómo funciona la fórmula con la que desde hace un año se establece el precio de los combustibles, González Anaya señaló que el valor todos los días se ajusta, “unos días lo hace para arriba y otros para abajo”… OK… pero ¿por qué más pa’rriba que pa’bajo? Ah, pues eso ya es bronca de los propietarios de cada estación… ¿especulación entonces? Nooo, cómo creen. Todo se basa en la cotización internacional del petróleo, el tipo de cambio peso-dólar (porque de Estados Unidos es de donde más combustible se importa), los costos de transporte… y claro, la ganancia de los distribuidores y el impuesto sobre producción y servicio que cobra el gobierno federal.

De acuerdo con El Universal, en diciembre de 2016 -cuando comenzó la liberación de los precios de los combustibles- el precio de la gasolina Magna rondaba los 13.98 pesos por litro. Ahora, en mapeo efectuado el pasado lunes en la zona metropolitana, se comprobó que en ninguna estación el costo bajaba de los 17 pesos.

Como lo describe Sin Embargo, eso de abrir el mercado al mercado de las gasolinas es pura facha: pese a que ya operan en el país  hay 33 empresa, nacionales y extranjeras, con nombres como Shell, Exxon-Mobil, Total, Gulf, Hidrosina y Oxxo Gas, Pemex continúa siendo la única proveedora, así como la principal operadora de infraestructura. Buhhhh.

Comentarios