Minneapolis: La sede del Super Bowl LII, pero ¿qué hay ahí?

Minneapolis es una de dos ciudades gemelas de Minnesota, hermana de Saint Paul y será la sede del Super Bowl LII, en el que los Eagles buscarán la revancha de lo que sucedió hace 13 años, cuando los Patriots les quitaron la satisfacción de ganar el Super Bowl XXXIX.

Pero en lo que eso sucede, presentamos un poquito a la ciudad que recibirá este interesante partido, que se dará en el evento deportivo más importante de cada año y así sabrás qué se puede comer ahí, o qué hay para hacer en la ciudad del Super Bowl.

Por Oli Betancourt

Al aire libre no se puede hacer gran cosa en estas épocas, gracias a que la temperatura baja muchísimo, pero los locales aprovechan este hecho para jugar hockey, pues el frío es tal, que se hacen pistas de hielo naturales en las lagunas, donde la gente va a divertirse.

Hacen campeonatos de Hockey al aire libre. (Foto: Jennifer Kirby)

Se prevé que la temperatura esté rondando los -9 grados centígrados en este Super Domingo, por lo que otra actividad puede ser disfrutar los paisajes invernales en algunos de los bellos parques que presenta la ciudad de Minneapolis.

Otras opciones son caminar al borde del Río Mississippi o pescar sobre el hielo, sí, la gente maneja hasta los lagos congelados, hace un hoyo en el hielo y mete una caña de pescar para tratar de conseguir un premio mientras disfrutan de un tiempo en medio de la naturaleza.

Minneapolis: La sede del Super Bowl LII, pero ¿qué hay ahí?
Una propuesta de martimonio al borde del Río Mississippi. (Foto: Becca Dilley Photography)

Para moverte dentro de la ciudad, te recomendamos usar el autobús o el metro, que son parte de un sistema de transporte que tiene un costo de 2 dólares por viaje y como en varias ciudades del mundo, ofrecen un pase por 24 horas de 6.50 dólares.

Por supuesto, un must es la Super Bowl Experience, un parque temático montado en Minneapolis con motivo del magno evento, donde podrás ir a tener una experiencia interactiva con juegos, clínicas y firmas de autógrafos con jugadores; los boletos valen 35 dólares para adultos y 25 para chavos.

En cuanto a comida, hay un plato típico llamado lutefisk, a base de pescado blanco seco y potasa, pero realmente no es lo que debes de probar ahí (o sí, bajo tu propio riesgo, porque no tiene muy buena fama). También puede probar el lefse o lefsa, que es una especie de crepa pero hecha de pan, a base de papas y leche, que se come untándole algo dulce y acompañado de café.

Pero si no tienen ganas de probar platos típicamente nórdicos, también hay una hamburguesa llamada Jucy Lucy, en la que el queso en vez de estar encima de la carne, está dentro de ella y se derrite en cada mordida. Además hay cualquier cantidad de bares, restaurantes y cafés a donde ir, acá puedes consultar una lista de GQ al respecto.

Habrá un festival que se va a cruzar con los festejos del Super Bowl, llamado The Great Northern al que se podrá acudir, también el St. Paul Winter Carnival, donde habrá un palacio de hielo de más de 20 metros de altura o ir al City of Lakes Loppet Ski Festival, en donde podrás esquiar a campo traviesa.

En cuanto a cultura, está el Paisley Park, que es el lugar que visitar si te gusta Prince (nativo de Minnesota, en paz descanse), ahí podrás tomar un tour en el que podrás ver sus instrumentos, indumentaria, sus motocicletas y escuchar grabaciones raras. También hay bastantes museos que ver en las llamadas Twin Cities.

Pare ver arte, está el Minneapolis Institute of Art, el Walker Art Center, el American Swedish Institute y el Mill City Museum. Pero también hay teatro, en el Guthrie Theater podrías ir a ver Indecent, una obra que trata de un romance gay entre la hija del dueño judío de un burdel y una prostituta, según el sitio del teatro, aunque probablemente no sea apta para toda la familia.

Ahora que si lo tuyo son las compras, siempre puedes ir al Mall of America en Bloomington, que queda cerca del aeropuerto y es el centro comercial más grande de Estados Unidos, es de 4 pisos y tiene más de 500 tiendas, incluido un pequeño parque de diversiones; queremos pensar que no se necesita más que eso. Si vas ahí, recuerda llevar una maleta vacía dentro de tu maleta para el atasque, o bien no lleves equipaje y compras todo allá 😉.

Fuera de eso, ya lo sabes, es el Super Bowl LII, el evento principal que se llevará a cabo en el US Bank Stadium, el flamante estadio que inauguraron los Vikings en 2016, después de gastar un poco más de mil millones de dólares en este coloso que tiene techo y paredes transparentes, con capacidad para más de 66 mil espectadores.

Comentarios