Los 5 peores Super Bowls, según los lectores de Sopitas

Ustedes votaron, nosotros respondimos. Estos son los peores Super Bowls que recuerdan y, la verdad, estamos de acuerdo. En la lista, hay partidos recientes y algunos con varios años en los archivos. También hay palizas y juegos defensivos, disputados desde Nueva York hasta California. Eso sí, todos tienen algo en común: nos aburrieron tanto, que los recordamos hasta hoy. 

Super Bowl XLI: Indianapolis Colts 29 – 17 Chicago Bears

Foto: GettyImages

MIAMI, Florida. Febrero 2007—

Lo esperado: Un partido esperado por ambas franquicias, los Bears no jugaban un Super Bowl desde la temporada 1985 y los Colts llegaban al super domingo tras 37 años de espera. Peyton Manning jugaba su primer partido por el campeonato y los de Chicago dominaron la temporada con un récord de 13-3.

Lo malo: 59 minutos de bostezos en una tarde marcada por la lluvia que nunca se quitó. A eso, súmenle las 5 entregas de balón de los Bears, porque eso pasa cuando tu quarterback es Rex Grossman jugando un partido importante.

Lo rescatable: Devin Hester regresando 92 yardas a touchdown la patada de salida. Esa fue la primer jugada del partido y la única interesante. Fuera de eso, la mejor jugada sucedió con una guitarra.

Gracias, Prince

Veredicto: Un juego sin chiste. ¿Ganaron los Colts? ¿Perdieron los Bears? Nadie sabe. Un juego que se fue diluyendo en la lluvia tras la primer jugada. El juego le dio el primer anillo a Peyton Manning y este ha sido su único Super Bowl MVP.

Super Bowl XXIV: San Francisco 49ers 55 – 10 Denver Broncos

Foto: GettyImages

NUEVA ORLEANS, Luisiana. Enero 1990—

Lo esperado: John Elway enfrentándose a Joe Montana, ¿algo más?

Lo malo: Este partido ha roto récords, pero ninguno emocionante: la mayor paliza, el margen de victoria más grande y que los 49ers anotaron 2 touchdowns en cada cuarto. Los Broncos no metieron ni las manos.

Lo rescatable: Fue una cátedra del deporte por parte de los 49ers. Tres touchdowns de Jerry Rice, 5 pases de anotación sin intercepciones para Montana y la defensiva no le permitió ni 170 yardas a los comandados por Elway.

Veredicto: Un juego demasiado disparejo que le quitó diversión. El partido significó el cuarto anillo para los 49ers y la cuarta derrota en un Super Bowl para los Broncos. Joe Montana se llevó el MVP.

Super Bowl XX: Chicago Bears 46 – 10 New England Patriots

Foto: GettyImages

NUEVA ORLEANS, Luisiana. Enero 1986—

Lo esperado: Este Super Bowl ni siquiera tenía hype. Los Patriots llegaban como víctimas seguras después de su paso de “caballo negro” por la postemporada y enfrente, tenían a los Bears de 1985. Esos Bears son considerados una de las mejores defensivas de la historia y no habían recibido ni un solo punto en los playoffs.

Lo malo: Un equipo dominante y un equipo afortunado de estar ahí no es la receta para un partido emocionante. Los únicos puntos de los Pats llegaron tras un gol de campo ocasionado por un fumble de Walter Payton y un touchdown mientras terminaba el juego.

Lo rescatable: El dominio defensivo de los Bears; no por nada están en los libros de historia. En la primera mitad, los Osos habían permitido solo un first down, y los Patriotas tenían 5 yardas negativas por tierra y -14 yardas por aire. Bueno, también podemos recordar el touchdown histórico de “El Refrigerador” Perry.

Veredicto: Este partido, aunque aburrido, cumplió exactamente lo que prometía: una defensa implacable que anotó en intercepciones y safeties enfrentándose a un equipo del montón —not sorry fans de los Pats—.

Super Bowl 50: Denver Broncos 24 – 10 Carolina Panthers

Foto: GettyImages

SANTA CLARA, California. Febrero 2016—

Lo esperado: Los Panthers terminaron la temporada regular con un récord de 15-1, tenían a la mejor ofensiva de la liga y a Cam Newton en modo MVP. Los Broncos llegaban al Super Bowl con la mejor defensiva de la liga liderada por Von Miller y un Peyton Manning de 39 años.

Lo malo: Un partido sin muchas jugadas espectaculares y ninguna que se quede en la memoria. Ambas ofensivas jugaron para el olvido, ni Cam ni Peyton nos regalaron yardas positivas o momentos emocionantes.

Lo rescatable: El juego de las defensivas. Es más, el MVP fue un linebacker externo. Dos intercepciones, cuatro fumbles y constantes jugadas sin ningún avance: las defensivas llegaron inspiradas a Santa Clara.

Veredicto: Para disfrutar este partido una de dos: o eres fan de las defensivas o eres fan de Peyton Manning que se retiró de la liga como campeón. De ahí en fuera, este partido no ofreció mucho para los demás aficionados.

Super Bowl XLVIII: Seattle Seahawks 43 – 8 Denver Broncos

Foto: GettyImages

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey. Febrero 2014—

Lo esperado: Los Broncos habían destrozado estadísticas en la temporada regular, 606 puntos y más de 7’000 yardas, Peyton Manning tenía otra temporada espectacular. Enfrente de ellos, la Legión del Boom y los Seahawks. Una ofensiva de récords contra una defensiva que sigue siendo recordada; todos estábamos emocionados.

Lo malo: Primer jugada y como presagio de la paliza, un safety. Después, el partido no tuvo un solo momento interesante. Incluso, llegaron a irse 36-0 arriba los Seahawks pero para ese momento —probablemente— ya nadie ponía atención.

Lo rescatable: ¿Qué hay para recordar? ¿El regreso de patada de Percy Harvin? ¿Que nadie se acuerda que Malcolm Smith fue el MVP?

Veredicto: Seattle fue infinitamente superior que los Broncos y se notó en cada minuto. Un partido que no tuvo competencia y que, lo peor del caso, anticipábamos como una de los mejores juegos que podíamos ver. Supongo que por eso lo recordamos, nos emocionaron y luego los de Denver se encargaron de aburrirnos el domingo.

*****

Estos son los peores 5 Super Bowls que recuerdan. Juegos que nos decepcionaron y juegos que sabíamos que serían aburridos. Ahora, nos queda esperar que el Super Bowl entre Patriots y los Eagles de este domingo 4, no se agregue a esta lista.

Estamos hablando de:

NFL Super Bowl