A Place to Bury Strangers anuncia nuevo disco y comparte “Never Coming Back”

Después de tres años, A Place To Bury Strangers ha anunciado el lanzamiento de su quinto material de estudio titulado Pinned, el sucesor de Transfixiation (2015) y que llegará el próximo 13 de abril.

Este disco marca el primer lanzamiento de la banda con la participación de su nueva baterista, Lia Simone Braswell, quien llegó después de haber sido descubierta por el bajista, Dion Lunadon en Brooklyn hace un par de años. Esto, en palabras del vocalista-guitarrista de APTBS, Oliver Ackerman, marca una nueva dimensión para la banda.

La nueva alineación de APTBS.

Tratamos de presionarnos constantemente con los shows en vivo y las grabaciones. Siempre queremos mejorar. Tienes que indagar y tomar riesgos y algunas veces, cuestiono eso. Realmente tomó mucho tiempo hacer que valiera la pena. Y creo que lo logramos.

Como parte del anuncio del lanzamiento de Pinned, A Place To Bury Strangers compartió un nuevo sencillo titulado “Never Coming Back”, el cual va acompañado de una serie de imágenes en cámara lenta a blanco y negro que relatan a una mujer perturbada, un ente extraño que se levanta constantemente de la cama y que eventualmente persigue a la chica quien termina en una fiesta… muerta.

En cuanto a la melodía, APTBS ahora suena mucho más oscuro, con guitarras turbulentas, un bajo que en ningún momento deja de ser el protagonista y por supuesto, con una batería mucho más remarcada que en sus tracks anteriores. Según explicó la banda, ahora los sonidos son mucho más estéticos, hicieron de lado todo ese ruido o noise para darle las a algo nuevo… o bueno, al menos así parecía hasta el punto más alto de la rola.

Esta canción es un gran concepto. Tomas estas decisiones de tu vida… estás contemplando si será el final o no. Piensas en tu mortalidad, esos momentos en los que puedes morir y lo que eso significa. Estás pensando en ese punto máximo del final, decidiendo si se acaba o no. Cuando estás cerca de eso, puedes tambalearte.