‘Ofensivo e indignante’: Cuarón denuncia a distribuidora que quitó ‘La Región Salvaje’ de su programación

El (buen) cine mexicano, en México, no cuenta. En todo el mundo, año con año, películas hechas por mexicanos son aplaudidas y reconocidas. En todos lados sucede esto menos en México.

Los ejemplos sobran. Podemos mencionar diversos títulos y pocos los recordarán. Por ejemplo, El Violín de Francisco Vargas, su primer largometraje de 2007 que incluso llegó a Cannes. Sueño en otro idioma de Ernesto Contreras que llegó a Sundance el año pasado es otro gran ejemplo. Otra forma de explicar cómo el cine mexicano no tiene valor en su propio país, es la última cinta de Amat Escalante, La Región Salvaje, que fue seleccionada por el Festival de Cine de Venecia para competir por el León de Oro y que se llevó el premio por mejor director en 2016.

Resulta que a dos días de su estreno, una de las distribuidoras más grandes del país, Cinemex, canceló su estreno y la eliminó de su programación. Anoche, Alfonso Cuarón, el director mexicano reconocido en el mundo por películas como Y tu mamá también (2001), Children of Men (2006), Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004), Great Expectations (1998) y ganador de un Oscar por su filme Gravity (2013), denunció este hecho con un tuit en el que dijo que “esto es ofensivo e indignante”.

Ahora bien. Al parecer, la razón de que Cinemex sacara de su programación esta cinta, es por no tener espacio para ella dada la cantidad de títulos que están a punto de estrenarse. Así de simple. Con miles de salas en el país, la distribuidora no tiene espacio para presentar una cinta hecha en México, por mexicanos y en la que participaron, adivinen, muchos mexicanos.

No es la primera vez que el mismo director, Amat Escalante, se enfrenta a una situación así. Otra de sus cintas, Heli, lo llevó hasta Cannes. La realidad es que pocos podrían recordar el nombre de esta cinta en cartelera porque siempre sucede una de dos cosas: simplemente no las estrenan, como a esta cinta, o bien, su tiempo en cartelera se cuenta en días, no en semanas como es lo usual.