Prevé la SEP que al final del sexenio México será “un país libre de analfabetismo”

Luego de que Emilio Gamboa Patrón ordenará a todos los funcionarios del gobierno federal echarle toda la crema posible a la difusión de los “grandes logros” del sexenio de EPN (a ver si algo le salpica a José Antonio Meade), el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados, se acordó de este importante dato: por ahí de finales de la administración, todo mexicano sabrá “ler” y escribir. Es decir, se habrá “resolvido” el problema del analfabetismo.

Bueno, tanto así como que ya no habrá analfabetas en el país, no… pero sí se habrá llegado al porcentaje establecido por la Unesco para considerar que un país está libre de analfabetismo. “Estamos solamente a cuatro décimas de lograr la tasa del 4%, a partir del cual se considera, de acuerdo a los estándares de la Unesco, se podría considerar a México, de alcanzar esa meta, como un país libre de analfabetismo o plenamente alfabetizado como lo llama la Unesco”, señaló Granados.

Pese a que uno de los más evidentes problemas que ahora enfrenta la SEP es la reconstrucción de escuelas afectadas por los terremotos de septiembre pasado, Granados señaló que se le echará toda la galleta posible para que, en los próximos 10 meses, se logré reducir las cuatro décimas necesarias para entrar en los estándares de la organización internacional. “No es una meta inalcanzable”, ya que sólo se requiere que 300 mil personas consigan alfabetizarse… ya el asunto de la calidad de la educación, es otro asunto.

De acuerdo con el Inegi, se considera analfabeto a las personas de 15 o más años que no saben leer ni escribir. Mientras que en 1970 el porcentaje de población que correspondía con esa descripción era del 25.8%, en 2015 ya era sólo del 5.5%, lo cual se traduce en que hace tres años había 4 millones 749 mil 057 personas que podían considerarse analfabetas.

Este anuncio no es nuevo. Hace exactamente un año, cuando el entonces titular de la SEP -Aurelio Nuño- todavía aspiraba a convertirse en el efectivo para la candidatura presidencial, se anunció que ya nomás estábamos a un puntito de estar libre de analfabetismo… sin haber hecho gran cosa, la verdad. En el Informe de Seguimiento de la ‘Educación para Todos (EPT)’  en el Mundo se apuntó que sólo Cuba fue el único país en  la región de América Latina y el Caribe, que logró los objetivos planteados en el proyecto “Educación para todos” para el periodo 2000-2015. 

De los seis objetivos que se establecieron (extender y mejorar la atención y educación de la primera infancia, lograr la universalización de la enseñanza primaria, garantizar que los jóvenes y adultos tengan iguales oportunidades de acceso al aprendizaje y la adquisición de competencias para la vida diaria, suprimir la disparidad entre los sexos y lograr la igualdad entre ellos en la educación, mejorar la calidad de la educación para todos y obtener resultados de aprendizaje mensurables y lograr en 2015 una reducción del 50% de los niveles de analfabetismo de la población adulta), México sólo cubrió el primer punto, al lograr que la tasa bruta de matrícula en la enseñanza preescolar alcanzara un índice del 80% o más… Pero bueno, aún así, ya estamos casi libres de analfabetismo.

Comentarios