‘Disobedience’, la historia de amor prohibido entre Rachel Weisz y Rachel McAdams

Pablo Larraín, sin duda, es uno de los mejores directores en la actualidad no sólo de Chile o Latinoamérica, sino de la industria en general. Grandes películas como El Club de 2015, Jackie de 2016 o su trabajo como productor en la nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera, Una mujer fantástica, son la prueba. Sin embargo, si hay alguien que le puede dar competencia, es el director de esta última cinta, Sebastián Lelio, un hombre con mucho talento para contar historias que se deben ver y escuchar.

Por eso, vale la pena echarle un vistazo a su próxima película, Disobedience, que se estrenará a finales de abril. En el primer tráiler de este filme protagonizado por Rachel Weisz y Rachel McAdams, ambas reconocidas por la Academia por El jardinero fiel y Spotlight, descubrimos un drama (dramón) basado en la novela de 2006 del mismo nombre de la autora Naomi Alderman.

Esta historia sigue la vida de la hija de un rabino llamada Ronit Krushka (Weisz) que regresa a su comunidad (ortodoxa y conservadora) después de la muerte de su padre. Señalada por las mujeres de su comunidad por no estar casada y seguir al pie de la letra las tradiciones de su religión, comienza a tener un romance con la esposa de su primo (interpretados por McAdamas y Alessandro Nivola)… y todos sabemos que no existe un final feliz cuando el amor es prohibido (hasta Selena nos lo dijo).

Una historia de amor, religión, sexo, matrimonio, pasión y muerte que representa el debut cinematográfico de habla inglesa para Lelio. Desde su estreno en el Festival Internacional de Cine de Toronto, Disobedience ha recibido muy buenas críticas tanto por la dirección como por las actuaciones de los tres personajes principales.

Comentarios