Prohiben los pelapapas en un festival de música gracias a Liam Gallagher

Todos los que hemos ido a un festival sabemos qué debemos cargar en nuestra mochila para sobrevivir a varios días de música: chamarra, gorra o sombrero, bloqueador, encendedor y un pelapapas. Este último elemento es vital para triunfar y llegar con vida al lunes

Los pelapapas en cualquier festival nos sirven para pelar papas, o al menos eso haríamos si nos dejaran meter unas cuantas patatas, mejor conocidas como solanum tuberosum.

Ahora bien. Todos aquellos que ya hayan comprado sus boletos para ir al Parklife, uno de los festivales de música que se celebra en Reino Unido más importantes y eclécticos, se van a ir para atrás con la noticia: prohibieron los pelapapas gracias a uno de los headliners de esta edición. Ni más ni menos que Liam Gallagher. ¿También prohibirán el sarcasmo? 🤔

Con este nombre, la historia va tomando un poco más de sentido. Todo empezó cuando Noel, en una canción de su último disco Who Built the Moon?, introdujo a una francesa llamada Charlotte Marionneau que hacía un sonido con unas tijeras. Para algunos un toque muy minimalista. Para otros (Liam), una tontería.

Acto seguido: Liam, durante un concierto, hizo que uno de sus fanáticos pelara una papa para burlarse de las tijeras de Noel

El fundador de este festival, en entrevista con Manchester Evening News dijo: “estamos impactados por el lanzamiento de esta semana y la gran demanda de boletos, pero aún más sorprendidos por la cantidad de personas que han estado preguntando si puede llevar su pelapapas para la presentación de Liam. En caso de que se estén preguntando – ¡la respuesta es un no!”.

Aunque la propuesta suena poco creíble, la realidad es que un pelapapas puede ser utilizado como un arma blanca. O algo así. Mala noticia para todos los fanáticos de Liam ansiosos de formar parte del show y para todos los que antes cargaban con uno de estos utensilios en su mochila y que iban a ver a The xx, NERD, Lorde, A$AP Rocky, Bonobo, Jamie xx, Justice, Chvrches o a todos los demás.

Comentarios