“Las cámaras de la patrulla que detuvo a Marco Antonio no funcionan desde noviembre”: Procuraduría de la Ciudad

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), las cámaras de video instaladas dentro de la patrulla que usaron los policías que detuvieron a Marco Antonio Sánchez se encuentran averiadas desde el 8 de noviembre de 2017.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Procuraduría, peritos especializados comprobaron que, por un corto circuito en el sistema eléctrico”. Por lo anterior, el último video del cuál se tiene registro de esta patrulla es de esa fecha.

Los policías implicados en la detención, por su parte, señalan que actuaron con base en el nuevo Sistema Penal Acusatorio. Cuando llegó la patrulla en la que lo trasladarían, se aseguraron de que el joven no tuviera ninguna heridas y de que “no se le estaban violentando sus derechos”.

Marco Antonio Sánchez, un estudiante de la Preparatoria 8 “Miguel E. Schulz” de 17 años fue detenido el 23 d enero por policías de la CDMX en las cercanías del Metrobús Rosario. Según un amigo que lo acompañaba, único testigo, los uniformados lo golpearon, para después subirlo a una patrulla. Luego no se supo más de él sino hasta el 28 de enero.

El joven apareció con “irritabilidad, discurso desorganizado, presentando descontrol conductual, agrediendo físicamente; tiene múltiples contusiones y esguince en el tobillo derecho”, apunta el cuadro hecho por personal del Hospital Psiquiátrico “Juan N. Navarro”.

Comentarios