Los 7 momentos más WTF? que nos han dejado los shows de medio tiempo en el Super Bowl

Además de ser la oportunidad perfecta para ir por más botana o darte una escapada al baño, el medio tiempo del Super Bowl es uno de los espectáculos más grandes en el mundo del deporte y el espectáculo.
Claro que ser uno de los shows más vistos por millones de personas no es garantía de que todo salga bien al 100 por ciento. Sobre todo porque al ser en vivo, los problemas técnicos están a la orden del día. Para refrescarles un poco la memoria hemos armado este conteo, sin orden de importancia, con los momentos más extraños que nos han dejado algunos shows de medio tiempo, que seguramente a más de uno lo dejó con cara de what?

1. El show kindergardiano de Katy Perry (2015)

La cantante apareció montada en un tigre, voló en una estrella fugaz y bailó en medio de palmeras sonrientes y tiburones amigables. O sea sí, entendemos que el concepto “teenage dream” que Katy Perry maneja es muy colorido pero en algún punto el show pasó de ser un festival de Kinder a un viaje lleno de alucinaciones. Aunque no todo fue malo, pues nació uno de los personajes más amados por la audiencia del Super Bowl  de ese año (Sí, es el que estás pensando)

2. El pezón de Janet Jackson (2004)

Este quizás es el caso más polémico en la historia de los show de medio tiempo. La presentación de Janet de ese año iba bien hasta que a Justin Timberlake se le ocurrió jalar de más el atuendo que la hermana del rey del pop llevaba puesto, dejando al descubierto una parte de su cuerpo que no pudo censurar la tv nacional e internacional. Desde ese momento, la señal de la tele se retrasa un par de minutos para que les de tiempo de arreglar alguna eventualidad

3. El Playback de los Red Hot Chilli Peppers (2014)

La agrupación se presentó en el show que Bruno Mars llevaba a cargo, cuando todos se dieron cuenta de algo: el bajo y las guitarras estaban desconectadas. Después de que la polémica se desatara en redes sociales, la banda lanzó un comunicado donde dieron su versión de la historia. El escrito decía que la NFL les pidió que los instrumentos fueran pre-grabados y que sólo la voz de Anthony Kiedis sonara en vivo. Al tratarse de una oportunidad única e irrepetible los Red Hot Chilli Peppers aceptaron, aunque al final dejaron en claro que no les gusta nadita eso del playback.

4. Todo el show de Coldplay (2016)

Comenzando por el hecho de que en California oscureció más tarde y las luces del show estaban diseñadas para brillar en la noche, el show de Coldplay estuvo malo por donde lo vieras: una presentación muy colorida pero súper floja que ni la participación de Rihanna, Beyoncé y Bruno Mars pudieron salvar. Y hablando de Bruno, lo mejor de ese show de medio tiempo fueron los videos de Bruno Mars bailando al ritmo de Pedrito Fernández, que la gente hizo.

 

5. La ‘britneyseñal’ de M.I.A. (2012)

La aun llamada “Reina del pop” tuvo como invitadas a Nicki Minaj y a M.I.A., con quienes interpretó su tema “Give Me All Your Luvin”. Todo iba bien hasta que a M.I.A. se le ocurrió mostrar el dedo medio justo cuando la cámara la enfocó y en la parte de la canción que dice ‘I don’t give a shit’. Claro que la NFL no se iba a quedar con los brazos cruzados y le pidió a la rapera una indemnización por 16 millones de dólares, que al final nadie sabe si pagó pues M.I.A lo resolvió mediante un arreglo confidencial fuera de la corte.

6. El doble de Elvis Presley (1989)

Elvis Presto es una imitación que Alex Cole, un ilusionista, hace para homenajear el estilo de Elvis Presley. Si ya era raro ver al fallecido cantante en la pantalla, ahora imagínatelo haciendo trucos de magia en tercera dimensión a través de todos los televisores del mundo (recuerda que en ese año la tecnología no era lo que es ahora). Esta presentación fue desastrosa en muchos sentidos, la neta.

7. Winnie Pooh con los New Kids On The Block (1991)

Esta joya fue obra de la banda New Kids On The Block, encargados de animar la edición de este año y quienes recurrieron a dos grandes personajes para poder hacerlo: Winnie Pooh y Mickey Mouse. Así fue como ese show se convirtió en un festival del día del niño. Sin comentarios.

Comentarios