¿KHÉÉÉ? Priistas de la CDMX apoyan al precandidato… Maikel Arroyo

Durante este periodo de precampañas, que termina el próximo 11 de febrero, la atención se ha centrado en los aspirantes presidenciales y los precandidatos independientes (con todo y sus triquiñuelas a la hora de juntar las firmas para lograr el registro). El panorama en otros estados, que también elegirán a un nuevo gobierno, sin embargo, ha pasado un tanto desapercibido.

En la Ciudad de México, por ejemplo, fuera de algunos spots irrisorios y broncas en mítines, poco sabemos de los abanderados de las diversas coaliciones. El desconocimiento es tal que, incluso al interior de algunos partidos, no saben bien ni quiénes son sus gallos. Así le paso a Mikel Arriola Peñalosa, precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien, al parecer, no es topado ni por sus mismos correligionarios.

Mikel Arriola Peñalosa
Foto: Twitter

Esto pasó ayer, 5 de febrero, en un evento para arropar al exdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Mikel Arriola se presentó ante adultos mayores y priistas de la delegación Gustavo A. Madero. Todo iba bien hasta que al precandidato lo rebautizaron (en varias ocasiones) como Maikel Arroyo, homónimo de aquel jugador ecuatoriano que jugó para las Águilas del América y los Potros del Atlante.

De acuerdo con un reporte del diario Reforma, el priista Roberto Rebollo Vivero le cambió el nombre a don Mikel en al menos cinco ocasiones, a pesar de que la diputada Cynthia López lo corregía siempre que cometía la misma pifia.

Cuando llegue Maikel Arroyo… Mikel Arriola a la jefatura de Gobierno“, dijo confundido el priista Rebollo. Según la publicación, el abanderado tricolor minimizó el error reiterado del exlegislador y aseguró que no importa el nombre o el apellido con el que se refieran a su persona, sino que “lo importante es que lo identifiquen”.

Y a todo esto, ¿ustedes ubican a todos los precandidatos al gobierno de la capital? ¿saben qué es lo que proponen o cuáles son sus credenciales para aspirar al cargo?

Comentarios