No es bueno cantar antes victoria y este fan de los Patriotas lo aprendió de forma ruda

“Sí, yo nunca lo dije, pero ya sabía que iban a ganar”, es la frase que una y otra vez se repite después de un evento como el Super Bowl. Pero pura lengua de villamelón… a menos que seas como el héroe de esta historia que, para salir a las calles y presumir que muy anticipadamente sabía que su equipo saldría ganador, se tatuó el número de la edición en la que las Águilas de Filadelfia se coronaron. Pequeño inconveniente… él le iba a los Patriotas.

Desde el pasado 1 de febrero, Eddy Ferrini llamó la atención de medios locales: en plena fiebre y especulación por el gran juego entre Patriotas y Águilas, el estudiante de la Northeastern University, salió muy chiles en TV para presumir que él ya sabía quién iba a ganar: pos mis Pats. Y tan seguro estaba que, a los cinco tatuajes que tenía (uno por cada Super Bowl ganado), decidió sumar el de la edición LII (52 pa’ los cuates).

Bueno, en realidad en entrevista para InsideEdition.com, el jovenazo dijo que no estaba muy seguro de tatuarse, pero como sus amigos lo habían retado y no quería parecer cobarde, pues se aventó a marcarse para toda su vida. “¡Ándale güey!”, dirán muchos a quienes les causó un extraño gusto ver la jetota de Tom Brady con la derrota del equipo favorito de Margarita Zavala y Felipe Calderón… ahh, pero el buen Ferrini se anticipó a todo: “si no ganan este año, creo que van a ganar el próximo año”, dijo.

¿Y si tampoco en 2019? Bueno, ahí habrá problema, pero nada que no pueda arreglar un experimentado tatuador que pueda convertir una “I” en una “V”. Además, parece que no fue el único: