Se gana la lotería pero no puede cobrar porque no quiere identificarse públicamente

La lotería Powerball, una de las mas famosas en Estados Unidos, anunció en junio de 2017 que después de 19 sorteos seguidos sin ganador un afortunado ciudadano ganó 447 millones de dólares con un boleto comprado en un pueblo del interior de California. Se convirtió en el décimo mayor premio de la historia del país.

Pues una mujer en New Hampshire, Estados Unidos lo ha superado: ganó en enero 560 millones de dólares. 

Pero no ha podido cobrar el premio porque no quiere identificarse. Una de las reglas para que le puedan dar todo el dinero es que debe identificarse públicamente y ella no quiere porque prefiere mantenerse en privado sin que la estén asediando.  La mujer ha pedido a un juez poder incumplir las reglas y cobrar el premio millonario manteniendo su anonimato.

Sin embargo los responsables de la lotería se han negado a acceder a la petición de la mujer, quien se ha identificado bajo el seudónimo Jane Done, porque para evitar posibles fraudes debe difundirse el nombre del ganador, su lugar de residencia y la cantidad del premio. 

La única opción que tenía era comprar el boleto de lotería como integrante de un fondo anónimo pero no lo hizo. Firmó con su nombre real la parte trasera del billete por lo que si ahora altera sus datos el premio quedaría anulado. 

Comentarios