Que McDaniels siempre no se va y dejó como novia de pueblo a los Colts

Después de haber sido anunciado este martes con bombo y platillo por Indianapolis como su nuevo entrenador, Josh McDaniels reconsideró y anunció unas horas después que se quedaría en New England con los Patriots, algo que sorprendió a todos, sobre todo a los Colts.

El día después de que perdieran el Super Bowl LII los Patriots contra los Eagles, los Colts hicieron el anuncio del acuerdo con McDaniels para que se convirtiera en su próximo head coach y agendaron una conferencia de prensa para presentarlo oficialmente este miércoles, pero aún faltaba rubricar el contrato.

McDaniels estuvo todo el tiempo en pláticas con Robert Kraft, dueño de los Pats, quien terminó por mejorar su contrato, aunque según analistas de NFL Network, es altamente probable que le hayan ofrecido el puesto de Bill Belichick, cuando éste se retire.

Francamente se quemó y podría arriesgar el hecho de que alguien más le ofrezca un puesto de entrenador en jefe después de lo que le hizo a los Colts, además de que lleva ya 15 años en los Patriots, ha ganado 5 Super Bowls con ellos y los conoce perfectamente, por lo que no es descabellado que el acuerdo haya sido ese.

Encima, ya había tenido una oportunidad como entrenador en jefe de los Broncos, quienes lo contrataron en 2009 y lo terminaron despidiendo a mediados de 2010 de lo terrible que le fue, por lo que sus opciones fuera de Boston se minimizan aún más.

Esto no quiere decir de ninguna manera que Belichick se vaya a retirar este año, aunque ya pensarlo para los siguientes no es nada descabellado. Fuera de ello, McDaniels estuvo vacilando sobre esta decisión por largo tiempo, pues esto implica mudarse de ciudad, tomar a otro equipo, desestabilizar a su familia, etc, por lo que lo más conveniente para él, después de platicarlo con su familia, fue quedarse.

Ahora los Colts se encuentran en un verdadero problema, porque una gran parte del mercado de entrenadores ya fue tomada por otros equipos, sobre todo porque la mayoría de los que entrevistaron ya tienen puestos en la NFL y por si fuera poco, tienen la duda sobre Andrew Luck, quien aparentemente podría enfrentar otra cirugía que pondría en riesgo su siguiente temporada.

Por otra parte, la NFL podría considerar cambiar las reglas en cuanto a prohibir las pláticas con el staff de coacheo durante los playoffs para prevenir estas situaciones y que los equipos se preparen de otra forma.