No le cumple ni a los chinos: Videgaray les ayudó con la licitación del tren y quedó mal

En el escándalo político de esta mañana, en un reportaje publicado en Aristegui Noticias, se reveló que Luis Videgaray, cuando era secretario Hacienda, le ayudó al gobierno chino —y a sus empresas— a ganar la licitación del Tren México-Querétaro 11 meses antes de que este concurso fuera público.


La investigación, realizada por Sebastián Barragán, confirmó que meses antes de que se realizara cualquier concurso, el ahora secretario de Relaciones Exteriores, encabezaba un “Grupo de Trabajo de Alto Nivel” cuyo proyecto principal era desarrollar el Tren México-Querétaro y presentar la propuesta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Ahí ya va raro, pero se pone peor: la cosa es que en marzo de 2014 —y gracias al grupo de trabajo que organizó Videgaray— el gobierno chino ya había comisionado a sus empresas la planificación del proyecto del tren. Peeeeero, la licitación para ese proyecto no se hizo pública sino hasta el 15 de agosto. 

La investigación, entonces, indica que Videgaray llevaba unos meses ‘ayudándole con la tarea’ a las empresas chinas para ganar una licitación que todavía no existía —bien raro, ¿no?—.

Siemens, una empresa alemana que también le quería ‘entrar al quite’ se cuestionó a través de su representante que “la licitación debería permitir un plazo de entre 6 a 8 meses para preparar las ofertas, sin ello sería prácticamente imposible preparar propuestas serias y solventes y/o se reduciría fuertemente el número de concursantes.” 

Para no hacer el cuento largo, las demás compañías participantes en el concurso por el tren pidieron prórrogas para entregar los documentos necesarios…con la sorpresa de ya había un empresa que tenía echa la tarea desde 11 meses atrás.

¿Y cómo nos estamos enterando de esto?

¿Ven que el proyecto del tren se canceló? Pues China reclama ahora 11 mil millones de pesos en compensación por que ‘les quedamos mal’ y en un documento —presentado por Aristegui Noticias— que tenía las intenciones de arreglar el problema pues ‘se les chispoteó’ y dieron a entender que ya estaban apalabrados con nuestro secretario de Hacienda y su “grupo de trabajo.”

*Foto de Portada: Proceso

Comentarios