Se militariza la frontera entre Colombia y Venezuela

“Colombia nunca había vivido una situación así.” dijo el presidente de colombiano, Juan Manuel Santos. El departamento de Migración del país cafetalero reportó que hay 550 mil ciudadanos venezolanos instalados en este país y la cifra va en aumento.

Ante este inesperado escenario, el mandatario Santos, viajó hoy (8 de febrero) a Cúcuta —a unos 10 kilómetros de la frontera con Venezuela— para presentar las medidas que tomará el gobierno de Colombia para afrontar el aumento en migración.

Además de un control más riguroso en la frontera y el fin de las tarjetas de movilidad fronteriza, Santos presentó la creación de un Grupo Especial Migratorio, conformado por la policía, las instituciones de aduana y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.  Este grupo especial estará a cargo de “controlar el espacio público, el orden público y la prostitución, proteger los menores de edad, vigilar la migración ilegal y enfrentar el contrabando.”

Foto: gettyImages. Soldado Fronterizo en Cúcuta

En los siguientes anuncios, el mandatario afirmó que no permitirá “salarios de miseria” para los venezolanos, ya que además atentan contra el trabajo legal de los colombianos”. También, en la declaración que dio la nota, Juan Manuel Santos, presumió la llegada de casi 3 mil elementos militares a la frontera, para controlar los pasos y “combatir el crimen organizado.”

Estos anuncios —de seguridad fronteriza, de más vigilancia y de registros de ilegalidad migratorios—, vienen tras una reunión que tuvo el presidente Santos hace apenas dos días con el Departamento de Estado de Estados Unidos. Una reunión donde Rex Tillerson, el secretario norteamericano, se mostró complacido por “tener un socio que comparte sus valores democráticos.” 

Además, el presidente Santos terminó esa reunión con un mensaje de alianza para el Presidente Donald Trump.


Eso sí, a diferencia del presidente de Estados Unidos, Juan Manuel Santos se pronunció en un video para dejar en claro que aunque las medidas son ‘serias’, el gobierno de Colombia trabajará con solidaridad y evitará la xenofobia.