Esta chava asegura que arrojó a su hámster por el WC porque así se lo sugirieron en el aeropuerto

Se llamaba Pebbles y era la pequeñita acompañante de Belen Aldecosea, quien declaró que, en noviembre pasado, un empleado de Spirit Airlines le sugirió arrojar a su hámster por el inodoro luego de que la aerolínea no le permitiera el acceso al avión con su mascota.

Foto: Miami Herald

Pese a que, según Aldecosea, llamó un par de veces a la aerolínea para asegurarse de que Pebbles podía viajar con ella, una vez en el aeropuerto le dijeron que no podía llevarla abordo. Esto aun cuando Belen contaba con una carta de un doctor en la que se especificaba que su mascota le servía como apoyo emocional. 

En una entrevista para Miami Herald, Belen explicó que cuando se dirigía de Baltimore a Miami Beach, durante su abordaje logró pasar el primer puesto de control de seguridad sin problemas, pero que un empleado la persiguió y le dijo que no podía subir al avión con un roedor pues no estaba permitido.

Getty Images

Aunque trató, según informa Mashable, de conseguir un auto rentado o comunicarse con alguno de sus amigos, Belen “no tenía otras opciones”, dijo, pues no quería que su mascota sufriera una muerte lenta con el frío, así que… ¿qué hizo? Lo tiró por el WC.

“Ella estaba asustada. Yo estaba asustada. Fue horrible intentar ponerla en el baño. […] Estaba emocionado. Estaba llorando. Me senté allí por unos buenos 10 minutos llorando en el establo”, dijo Belen Aldecosea al Miami Herald.

Foto: Miami Herald

En tanto, el representante ante los medios de Spirit Airlines, Derek Dombrowski, negó que alguno de los empleados haya hecho tal sugerencia a la cliente. 

“Después de investigar este incidente, podemos decir con confianza que en ningún momento nuestros agentes sugirieron que este huésped (o cualquier otro para el caso) debería lastimar a un animal […] Es increíblemente desalentador escuchar que esta invitada supuestamente decidió poner fin a la vida de su mascota”.

Belen compró a Pebbles y enseguida la certificó como mascota de apoyo emocional tras sufrir de estrés en su último semestre por problemas médicos, con esto, ella pretende ahora demandar a Spirit Airlines por “instrucciones contradictorias” que la “forzaron” a arrojar al hámster.

Aunque sigue sin conocerse quién dice la verdad, lo único que nosotros esperamos es que ningún animalito más tenga que morir de esta manera.

Comentarios