El maquillista de The Grinch fue a terapia después de trabajar con Jim Carrey 😢

Kazuhiro Tsuji es uno de las maquillistas de efectos especiales más reconocidos en el mundo cinematográfico. Algunos de sus trabajos han sido Men in Black, Hellboy, The Curious Case of Benjamin Button. Sin embargo, hubo una película que… digamos, no le encanto, y esa fue How The Grinch Stole Christmas. 

En entrevista con Vulture, el maquillista contó cómo fue que terminó yendo a terapia después de haber trabajado con Jim Carrey, protagonista de el Grinch.

En el set, Carrey era realmente malo con todos y al inicio de la producción ellos no podían terminar. Después de dos semanas solo teníamos tres días para acabar debido al horario de filmación que teníamos; de repente él desaparecía y cuando regresaba, lo arruinaba todo. No podíamos filmar nada.

Jim fue forzado a someterse a horas de maquillaje cada día para volverse el Grinch. La transformación lo cubría de pies a cabeza en peluche verde y lo obligaba a usar lentes de contacto que le causaban algunos problemas. Ante esto, el actor comenzó a molestarse, especialmente cuando en el set caía nieve falsa y le afectaba la vista o mejor dicho, los lentes de contacto. Según cuenta Tsuji, Carrey era demasiado exigente cuando estaba en el tráiler de maquillaje. Y de hecho, durante un día difícil para él, atacó a Kazuhiro.

En el tráiler de maquillaje él de repente se paraba, se miraba en el espejo y apuntaba su mejilla y decía: ‘Este color es diferente del que hiciste ayer. Arréglalo’. Estaba usando el mismo color que usé ayer. Y ya sabes, ‘lo arreglé’. Cada día era lo mismo.

Tsuji quedó tan exhausto de trabajar con Carrey, que el jefe del departamento de maquillaje, Rick Baker y uno de los productores de la película le permitieron darse un descanso con la finalidad de que Jim se diera cuenta cuán importante era Tsuji para la creación de su personaje. El plan funcionó. Tsuji recibió una llamada de Carrey pidiéndole que regresara. El director Ron Howard también lo llamó pidiéndole que volviera y le aseguró que Carrey había cambiado y que estaba actuando de manera más positiva.

Una vez de regreso en el set, Tsuji notó que Carrey continuó con su buen temperamento para el resto de la filmación, pero a pesar de esto, Kazuhiro tomó la decisión de ir a terapia. Allí se dio cuenta de cuánto puede afectar a la personalidad el trabajar con actores como Jim Carrey y estar horas en un set. Además, el maquillista contó a Vulture qué fue lo que pensó después de que acabó el Grinch: “Si tuviera una opción, no estaría en este estado mental que estoy ahora”.

“Realmente soy introvertido. No me gusta estar en muchos grupos de personas o trabajar bajo esas condiciones”, añadió.

Actualmente Kazuhiro está nominado al Oscar por su trabajo en Darkest Hour, cinta protagonizada por Gary Oldman y que también está nominada a los premios de la Academia en las categorías a Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Fotografía, Mejor Diseño de Producción, Mejor Vestuario y, evidentemente, Mejor Maquillaje y Peinado.