Guilllermo Padrés con un pie fuera: juez lo absuelve de fraude y lavado

El exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, ya está a casi nada de volver a sentir aires de libertad, luego que el Juez Décimo Segundo de Distrito en Proceso Penales Federales de la Ciudad de México, Guillermo Urbina, decidiera absolverlo del delito de lavado de dinero y, también del cargo de defraudación fiscal que pesaba en su contra, por supuestamente haber desviado cerca de 8.8 millones de dólares.

Tal como se veía venir desde diciembre pasado, el auto de libertad en favor del ex mandatario panista se dictó debido a que la Procuraduría General de la República (PGR) no presentó los elementos necesarios para comprobar sus imputaciones y, además, se incumplió con las formalidades legales que se habían establecido para el caso.

El pasado 12 de diciembre el airecito de la guadalupana ya le había llegado a Padrés, cuando Urbina canceló el delito de lavado. Sin embargo, las autoridades tuvieron un último chance ya que el fallo se invalidó. Para que se dictara nuevamente sentencia condenatoria, se condicionó que la acusación de la PGR estuviera precedida de una querella y de una auditoría del SAT , en el caso de lavado y defraudación fiscal, respectivamente… pero como ni una ni otra, Urbina no tuvo más que nuevamente fallar en favor de Padrés. Además, el exgober presentó toda una serie de documentos mareadores con los que -según- acreditó que pagó los impuestos que le reclamó el SAT con relación al ejercicio fiscal de 2015.

Por ahora Padrés continúa preso en el Reclusorio Oriente… pero ya sólo le resta que el juez federal de Toluca se pronuncie en su favor (o contra, si es el caso) por otro proceso, éste relacionado con el delito de lavado de dinero… de ya sólo 10 milloncitos de pesos. De acuerdo con Reforma, el pasado fin de semana se le concedió a la Jueza Cuarta de Distrito en Procesos Penales Federales del Edomex, Guillermina Matías, un plazo de 20 días para decidir si Padrés continúa el proceso por este delito o ya, lo deja salir a gozar de los millones que se embolsó, digo, lo deja en libertad.

Pese a que Matías decida que el panista deberá ser procesado de nueva cuenta, hay que recordar que el delito de lavado es considerado como no grave, por lo que desde ahora la defensa del exmandatario ya solicitó que la prisión preventiva se le catafixie por  medida cautelar de la libertad. En este caso, la jueza tendrá 40 días para tomar su decisión.

Comentarios