Para combatir abstencionismo, exlíder del PRD propone sanción para quien no vote

¿Y por qué no para aumentar los niveles de participación mejor se toman medidas para que políticos dejen de desanimar al electorado con sus transas y chapulineos? Pues parece que eso les cuesta mucho, así que… de los creadores de “Tu rock es votar… si no votas, ¡cállate!”, llega un nuevo intento de quitarle al ciudadano su muy legítima forma de decir “ningún pin%&e candidato me gusta” o “nel, la verdad no estoy de acuerdo en la forma de elegir a mis representantes”. Sin embargo, esta vez el pronunciamiento es de parte de alguien menos jovial, que no menos prendido.

Para el exlíder nacional del PRD, Agustín Basave, un método para no tener que llevar de las greñas al electorado hasta las urnas, pero sí disminuir significativamente el abstencionismo, es sancionar a quien no emita su sufragio. ¿Con qué? Ahh, pues al más puro estilo de “no la vas a utilizar… tons, presta”, el todavía diputado sugiere que a quienes no voten les sea suspendida su credencial de elector.

“La baja participación en los comicios electorales hace necesario generar sanciones para aquellos que incumplan con la obligación de votar. En tal sentido, considero que la consecuencia jurídica más idónea ante tal incumplimiento es la pérdida de la vigencia de la credencial para votar como identificación”… Uhhh, ya nomás le faltó decir “a quienes no voten por mi hijo…”

De acuerdo con el Reforma, Basave señaló que nomás es cosa de reformar la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales, para que así las identificaciones oficiales tengan una vigencia condicionada a participar en los procesos electorales. “La vigencia de la credencial para votar será de 10 años, su uso como identificación oficial se encontrará sujeta a la participación en el proceso electoral inmediato anterior que le corresponda; los términos de suspensión y vigencia estarán sujetos a lo dispuesto en el artículo 456 del presente ordenamiento”, señaló el exlíder perredista.

Con la propuesta de reforma de Basave, los ciudadanos que no comprueben que con su participación avalan la perpetuidad de un sistema electoral con el que se instalan gobernantes “haiga sido como haiga sido”… digo, que no emitan su voto, verán cómo su credencial será suspendida por un año, el cual deberán ocupar para analizar el mal que han hecho a la democracia y, en caso de que no sea así y vuelvan a decidir no votar, entonces se les incrementará un añito más.

En la propuesta se contempla que la sanción no se aplicará a personas mayores de 65 años, que cuenten con alguna discapacidad, cuando no se pueda votar por casos fortuitos o cuando la votación caiga el día en que el elector esté fuera del país. Claro, para los dos últimos casos, el ciudadano deberá presentar las pruebas necesarias que acrediten que, efectivamente, no votaron por alguna excepción y no por no alinearse al sistema, como lo han hecho en pasados procesos electorales un buen porcentaje del padrón. De acuerdo con los números de Basave, en las elecciones de 2015 cerca de 30 millones de personas decidieron no votar… y con lo caras que sale el teatro, pues cómo.

Comentarios