La gente recuerda “gratamente” a Granier, dice precandidata del PRI a gobierno de Tabasco

Hace más de cuatro años los tabasqueños se enteraron que, con el gobierno de Andrés Granier, la deuda de su Estado pasó de 400 millones de pesos -que era el número que manejaba en 2007- a más de 17 mil millones… ¡de dólares! Pero ni eso, ni que presumió tener 400 pares de zapatos y 100 trajes comprados en Nueva York, ni que encontraron 100 mdp en cajas de huevo en casa de su extesorero, el mismo que tuvo (quién sabe de dónde) con qué comprarse un Ferrari de 4 mdp… nada de eso ha logrado manchar la imagen que del tan amado exmandatario. Al menos eso dice la aspirante tricolor a la gubernatura.

 

Para Georgina Trujillo, precandidata única del PRI al gobierno de Tabasco (o sea, ya candidata), en su entidad la gente recuerda “gratamente” a Andrés Granier, por lo que considera que si los adversarios pretenden en campaña recurrir a la clásica “nomás acuérdense cómo les fue con el PRI”, no les resultará. A diferencia de lo que ocurre en Veracruz con Javidú, en Coahuila con Moreira, en Tamaulipas con Yarrington, en Campeche con Borge, en Chihuahua con el otro Duarte y… bueno en casi todo el país con exgobernantes priistas, en el caso tabasqueño la imagen de Granier “no es un lastre”.

¿En serio? ¿Ni siquiera porque el exmandatario está tras las rejas (bueno, en realidad en la Torre Médica Tepepan del Reclusorio Femenil… porque ya saben, cuando a los políticos los meten al bote les comienzan los achaques)? Pues no, según reporta Proceso, la aspirante al gobierno de Tabasco señaló que el grato recuerdo que Granier dejó en la entidad se debe a que “él sí atendía a la gente”. ¿Y qué con el desfalco al erario? Bueno, “en términos administrativos dejó un poco suelto su gobierno… que a final de cuenta le trajo consecuencias”, aceptó la priista.

 

Pese que ahora dice que Granier dejó un buen sabor de boca en los tabasqueños, en 2011 -como legisladora federal- Trujillo fue de las críticas de la administración de su compañero de partido: “no hay un solo sector de la economía que esté bien, no están bien los ganaderos, cacaoteros, copreros, los plataneros, los comerciantes, ¡no está bien nada!…Tabasco requiere un esfuerzo colectivo muy hondo muy profundo para poder salir de la crisis en la que estamos actualmente…”, dijo la ahora precandidata, en respuesta al informe de gobierno que Granier ofreció en aquel año.

En junio del 2013, Granier fue detenido por robo millonario de dinero público, compras irregulares, cargos de corrupción, malversación de fondos, evasión de impuestos y lavado de dinero. En  2015 consiguió que se le exonerara del delito de lavado de 35 millones de pesos. En agosto pasado, el Tribunal Colegiado en Materia Penal y de Trabajo del Décimo Circuito otorgó un amparo al exgobernador en contra del auto de formal prisión que se le dictó en 2014 por el delito de defraudación fiscal agravada. Además, se pidió al juez que lleva el caso emitir otro auto de formal prisión, pero debidamente fundamentado.