MGMT nos demuestra lo cruda y vacía que es la vida en ‘Little Dark Age’

Fecha de lanzamiento: 9 de febrero 2018
Disquera: Columbia Records

Comenzaré esta reseña con un breve texto que leí en Les InRocks! sobre el nuevo disco de MGMT:

El dúo americano, después de 15 años de existencia, tiene siempre 15 años en su cabeza.

Sí, puede que no lo comprendas porque es la traducción literal del francés, porque hace falta contexto y una serie de cosas más. Sin embargo, lo que Les InRocks! quiere decir es que la dupla compuesta por Andrew VanWyngarden y Ben Goldwasser tiene “complejo de Peter Pan”. Ellos no pretenden “crecer”, más bien pretenden mostrarle al mundo cómo es que ven las cosas, cómo perciben la realidad de una sociedad, de un mundo y la tecnología que hay en él.

Cinco años tuvieron que pasar para que escucháramos lo nuevo de MGMT. Un cuarto material titulado Little Dark Age que casi de manera precisa, sale 10 años después que su álbum debut, Oracular Spectacular, y que en cuanto a composición y música se refiere, muestra una madurez impresionante.

Portada de Little Dark Age, 2018.

Ahora ellos dejan de lado los tonos electro-pop que te hacían bailar cuando estabas en la prepa-universidad. Para esta ocasión, ellos crean melodías cargadas de sintetizadores, cajas de ritmo y sobre todo, mostraron su amor al synth-pop europeo.

Empecemos con “Little Dark Age”, tema que suena mucho más gótico y que marca la nueva ruta que este dúo está por tomar. Incluso podríamos decir que los samples del inicio suenan a alguna canción de Depeche Mode o Gary Numan. Luego está la voz de Andrew mucho más grave cantando “The ruins of the day, piante with a scar… the feelings start to rot, one wink at a time”. Algo así sucede también con “One Thing Left To Try”, que de principio a fin te sume en una atmósfera de mezclas de sintetizadores ochenteros.

Pero lo “oscuro” no es lo único que tiene por ofrecer esta dupla en su nuevo disco. También hay un poco de chillwave en “She Works Out Too Much”, track de apertura que bien podría rememorarnos a Toro y Moi al igual que en “Days That Got Away”, un corte meramente instrumental casi al final del álbum que no resulta innecesario. Al contrario, es como un toque refrescante después de escuchar seis canciones cargadas de verdad.

¿A qué me refiero con esto? Al hecho de que en Little Dark Age, como su nombre lo dice, MGMT aborda esa cruda realidad de las apps para salir y conocer personas, de cómo la gente se sumerge en la vanidad intentando conseguir membresías para gimnasios o bien, de un humor ácido ante la realidad que aqueja esta nueva generación gobernada por la tecnología. El egoísmo, la copia, de la copia, de la copia de algo, una sociedad nihilista pero también, ellos muestran su madurez como banda y cómo fue que llegaron a este punto de despreocuparse de todo y ofrecer la nada.

Dentro del LP, escucharás algunas estrofas que van más o menos así: “Welcome to the shit-show… Grab a comfortable seat” / “I’m not that nice… I’m gonna eat your heart out… Go fuck yourself!” / “When you’re small, you don’t have very far to fall” / “If we lose our touch, it won’t mean much” / “The smart ones exit early”. Pequeñas frases plagadas de verdad, de una verdad incómoda que ellos están dispuestos a afrontar de la manera más cínica posible.

Tengo que hacer una mención especial a “TSLAMP”, una canción que desde el primer momento que la escuché me recordó bastante a Laurence Anyways, una película de Xavier Dolan en cuyo soundtrack tiene a ni más ni menos que a Moderat y su canción “A New Error”. Algunas partes del track de MGMT como ese sintetizador vintage, suenan a las primeras reverberaciones de “A New Error”. Después, éstas son cubiertas con ligeras capas synth-pop más contemporáneas y un poco de bajo, guitarra acústica y la voz de Andrew que a veces suena un poco a Ariel Pink. Pero bueno, esto es comprensible después de saber que en la producción estuvieron involucrados Patrick Wimberly de Chairlift y Dave Fridmann, quien animó a Andrew y Ben a invitar a colaboradores, entre los cuales estuvieron Connan Mockasin y sí, Ariel Pink, quien de hecho, escribió una parte de “When You Die”.

Podría decir que Little Dark Age tiene puntos altos, muchos, pero en realidad el disco logra cuajar sus diferentes sonidos y hacer que se pueda escuchar completo, de principio a fin sin generar cansancio, hartazgo. Son casi 45 minutos en los que viajas, sientes y experimentas lo que MGMT quiere decir.

Tal vez Les InRocks! los considere unos “eternos adolescentes”, pero en realidad hay que preguntarnos: ¿cuáles son las características de los adolescentes? Digamos que son rebeldes, irresponsables, tontos, groseros, maleducados, cínicos, desinteresados, dicen lo que piensan sin filtro, sin importarles si afectan a los demás o no, no se preocupan por el futuro, se centran solo en el ahora y nada más. Sí, MGMT es todo esto y más en Little Dark Age pero, ¿acaso este disco no es el reflejo de lo que somos todos? ¿Acaso no somos unos adolescentes (en la mente) consumidos por la tecnología, por el cansancio de la rutina, por la vida misma? No sé, pero después de escuchar LDA me parece que sí.

Comentarios