“Alguien no está enterado que tenemos Constitución”: Mancera sobre dichos de Arriola

¿Cómo va Mikel Arriola? Pues para que se den una idea: hasta Mancera lo anda trolleando. En respuesta a la aseveración que hizo el priista de que nomás que gane las elecciones someterá a escrutinio público los matrimonios gay, la adopción para parejas del mismo sexo y el aborto, el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, se limitó a decir: “quizá alguien no está enterado que tenemos una Constitución”.

En efecto, como bien señala el cabecita de puro, el pasado 5 de febrero de 2017 se promulgó la Constitución de la CDMX, en donde -en su artículo 11- se declara a la capital del país como una “Ciudad incluyente”. ¿Y eso qué? Bueno, eso quiere decir que las autoridades garantizan que grupos que enfrentan discriminación, maltrato, abuso y violencia, tengan pleno ejercicio de sus derechos. Entre esos grupos se encuentra la comunidad gay, a la cual se le dedica un apartado que indica que a las familias formadas por personas LGBTTTI se les “reconoce en igualdad de derechos (…) con o sin hijas e hijos”. En pocas palabras, el que Arriola quiera llevar el tema a discusión es intentar despojar a miles de personas de derechos ya reconocidos en una Carta Magna.

De acuerdo con Mancera, algunos de los temas contra los que se pronunció Arriola el pasado domingo son derechos que ya fueron reconocidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación y otras instancias… ¿entonces ya no se pueden echar pa’tras? Pues sí, pero el jefe de gobierno remarcó el hecho de que el contenido de la Constitución “es lo que decidió la Ciudad de México, ese es su marco normativo (…) si alguien la quiere modificar pues será a través de las reglas y por supuesto de las disposiciones que la propia Constitución establece”.

Nomás para acordarnos, el pasado domingo Arriola se pronunció en contra de que las parejas del mismo sexo puedan adoptar. Además, se dijo en contra del uso recreativo de la marihuana (aunque eso, aquí, es otro cuento). “Nuestros gobernantes han promovido la ruptura del núcleo familiar, y el desprecio, profundo desprecio, por los valores. Esto nos ha llevado al caos en el que hoy estamos metidos”.

Para regocijo de Esteban Arce, el precandidato priista adelantó que, en caso de que gane las elecciones, su prioridad será “la familia”… tradicional, claro está. “La Ciudad de México será la ciudad de los valores, de la familia, claramente les digo, Mikel Arriola está en contra de la adopción entre parejas del mismo sexo”.

Ayer, ya en entrevista banquetera, el exdirector del IMSS le bajó dos rayitas a su tono y aseguró que lo que él nomás quería hacer es (ser popular) poner a debate los temas que (le sacan ronchas) “dividen a la ciudadanía. Hay que abrir consultas, simplemente. No creo que haya que darle mayor importancia que eso”.

Comentarios