Dice un funcionario de Estados Unidos que los migrantes son unos “mapaches rabiosos, sucios y malos”

Era una mañana tranquila en Mendham, Nueva Jersey. Todo mundo era ‘feliz’ en este pueblo condado que no tiene ni 6 mil personas. Hasta que a su vicealcalde se le ocurrió agarrar Facebook y ocasionar un caos que ya terminó en su renuncia.

Rick Blood, afiliado al Partido Republicano —cosa que no sorprende a nadie— intentaba explicarle a sus amigos en la red social el “porqué había ganado Donald Trump” y obviamente lo hizo con la sutileza que caracteriza a los señores gringos: primero, comparó la situación de los migrantes ilegales como “si tu casa estuviera llena de mapaches rabiosos, sucios y malos” 

Luego, explicó que no le importa si la persona que “exterminará a los mapaches” es un “borracho, apestoso, grosero o si se le ve la raya”. Básicamente, al señor Blood, no le importa cómo sea su presidente mientras no tenga que ver a esos “mapaches rabiosos” en su país.

Por si no era sufiente aprovechó para criticar que todos los “Toms, Ricardos y Hasids” se sentían como individuos especiales en su país. Obviamente, el post venía acompañado de ‘banderitas gringas’, emojis de ‘gente cool’ y un final digno de cadena para que se lo compartieran entre los tíos racistas de por allá. Este es el post: 

Las críticas no se hicieron esperar y aunque Blood intentó ‘salvar el pellejo’ diciendo que “estaba sinceramente apenado por la controversia y que tomaría responsabilidad de lo sucedido”. Aún así, el vicealcalde Rick Blood perdió de su chamba y el pueblito de 5mil personas va a tener que reemplazar a su distinguido funcionario.

—Y seguirá viendo mapaches hasta en el súper—