La candidatura del Bronco en ‘broncas’ (y graves)

Sí, perdón por el chiste fácil, pero la candidatura de Jaime Rodríguez ‘El Bronco’ está en severos problemas. Esta polémica, comenzó cuando consejeros electorales y expertos en derecho constitucional dijeron que el INE debería de quitarle el registro al gobernador con licencia de Nuevo León.

Estas advertencias, surgieron a la luz cuando el Exprocurador General de La República y Presidente del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, Diego Valadés, escribió un artículo en el Reforma. Este artículo, titulado ‘Registro inconstitucional’ detalla una incongruencia interesante e inconstitucional en la candidatura de ‘El Bronco’. 

Resulta, que el candidato independiente pidió licencia a su cargo como gobernador el 31 de diciembre del 2017. Ahí todo va bien, porque cumple con los plazos de la Constitución para que todo suceda “seis meses antes de la elección”. Sin embargo, el problema comienza con la Constitución de Nuevo León, que establece que no hay manera de que la licencia del ‘gober’ se pase de 6 meses.

Donde se la ‘hace bolas el engrudo’ a Jaime Rodríguez, es cuando nos enteramos que su licencia vence el 1 de julio. Mientras tanto, los tribunales electorales dicen que para que todo sea válido, la licencia “debe abarcar todo el proceso electoral” y este proceso, termina en septiembre con la declaración final de la elección.

Básicamente, entre tanto enrollo legal, las incongruencias nos dicen que El Bronco está obligado a resumir su puesto como el Ejecutivo de Nuevo León el 2 de julio, pero para que su candidatura sea válida tendría que esperarse hasta septiembre.

Esto, deja la candidatura de Rodríguez pendiendo de un hilo muy delgado y con muchas críticas a su alrededor. “El INE debería negarle el registro”, decía Jaime Cárdenas exconsejero del IFE en el diario Reforma. Y críticas aparte, ante una hipotética victoria del candidato de Nuevo León, se desataría una crisis de constitucionalidad porque estaría legalmente impedido para convertirse en Presidente.

¿Una solución a todo el desastre? Tiene que renunciar ‘a la voz de ya’ a su cargo como gobernador y olvidarse de las licencias. El problema es, que si no gana, no podría continuar como Ejecutivo de su estado y ‘los norteños’ lo habían elegido hasta el 2021.

*Foto de Portada: El Universal

Comentarios