Podría haber reunión EPN-Trump, Videgaray ya inició las negociaciones

¿Se imaginan que, devolviendo el favor que hace más de un año le hicieron al republicano cuando éste andaba con la Casa Blanca casi perdida, Trump le dé unas palmaditas al gobierno de EPN, reconociendo la chamba que ha hecho para mantener la relación comercial y de seguridad con Estados Unidos?, ¿serviría para darle un levantón a la campaña presidencial de alguien?

Bueno, no sean malpensados, pero ahora que Luis Videgaray (sí, el mismo artífice de aquella desafortunada visita) se fue a dar su rol por Washington, ya quedó con los altos mandos del gobierno de Donald Trump, en que éste y el presidente Enrique Peña Nieto tengan un pequeño encuentro. De acuerdo con el comunicado difundido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) el objetivo de la reunión sería “revisar los avances de sus equipos de trabajo y tratar temas pendientes en la relación México-Estados Unidos”.

Por tercera vez en lo que va del 2018 Luis Videgaray viajó a Estados Unidos. En esta ocasión se reunió con el secretario del Trabajo estadounidense, Alexander Acosta; el de Energía, Rick Perry; el de Comercio, Wilbur Ross; así como el encargado de la asesoría en Seguridad Nacional, H. R. McMaster. Claro, no podía desaprovechar el viaje y también le dio una visita a Jared Kushner, yerno y Asesor Senior del presidente Donald Trump, señalado como el personaje con el que en 2016 se concretaron las negociaciones para traer por primera vez al exótico magnate, cuando éste todavía era candidato presidencial.

Además de medio planchar la reunión entre los mandatarios (que todavía no está confirmada), el objetivo de la nueva visita de Videgaray a tierras gringas fue “continuar con el trabajo que ambos gobiernos han realizado durante el último año para llegar a un acuerdo integral en temas como cooperación económica y comercio, seguridad y procuración de justicia, energía, iniciativas regionales y migración”.

Lo anterior pese a que durante la última ronda de renegociaciones se planteó la idea de que la concreción del acuerdo (o no) se dé hasta finalizado el proceso electoral de México, lo cual ya había sido planteado por el propio presidente Trump a comienzos de enero. “Entiendo que hay muchas cosas que son difíciles de negociar antes de una elección”, dijo durante una entrevista ofrecida para The Wall Street Journal.

Comentarios