Como todo tiene un fin, ¡ya hay fecha para demoler el Estadio Azul!

‘Y como todo lo que inicia tiene que acabar’… Así le pasará al mítico Estadio Azul, hogar de las mayores cruzazuleadas en la historia del equipo propiedad de Billy Álvarez, que será demolido a partir del próximo 2 de julio según ESPN, un día después de las elecciones donde ya sabremos quién será el nuevo mero mero en México.

La demolición se debe a que el director general de Grupo Brisas y dueño del estadio, Antonio Cosío Pando, planea construir un consorcio en asociación con el millonetas de Carlos Slim, donde habrá oficinas, departamentos y un centro comercial con varias tiendas de lujo.

El inmueble está construido sobre una superficie de aproximadamente 15,000 metros cuadrados y tiene un valor de 271 millones de dólares, de acuerdo con lo estimado por la empresa inmobiliaria Lamudi. Así que la construcción de un consorcio les dejaría mucho más lana a los dueños que el contrato que tenía La Máquina con ellos y habría mayor afluencia de gente por sus pasillos, que las pobres entradas que convoca el equipo.

El Azul se llamó inicialmente Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes y fue construido para jugar futbol americano, se inauguró el 6 de octubre de 1946 con el partido entre Pumas y los Aguiluchos del Heroico Colegio Militar. Por su campo desfilaron estrellas de la Selección Argentina como Lionel Messi y Diego Armando Maradona, equipos de NFL como los Philadelphia Eagles y New Orleans Saints.

El histórico inmueble albergó aparte de Cruz Azul al América, Atlante y Necaxa en otros tiempos. También se llamó Estadio Azulgrana de 1983 a 1996 cuando fue hogar de los Potros de Hierro durante ese tiempo. Y aunque no lo crean, no fue testigo del último título de la Máquina, ya que el equipo del entonces DT Luis Fernando Tena y el ariete Carlos Hermosillo se coronó en el Estadio León.

Mientras los cementeros se ponen de acuerdo con el GDF y encuentran un predio donde construir su nuevo hogar, el Estadio Azteca será su casa a partir del Apertura 2018 durante un par de años al menos, lapso en el cual deberá quedar listo el nuevo inmueble que podría ser construido en la Magdalena Mixiuhca o en Iztapalapa para que se echen un bailongo.

Así que dense una vuelta por el estadio cada que juegue Cruz Azul, ya que solo quedan seis duelos en la temporada y luego bye; en la fecha 8 ante Puebla, en la 10 contra Querétaro, en la 11 frente a Pachuca, en la 12 su rival será Pumas y seguro habrá un lleno espectacular, en la 14 Lobos BUAP y la triste despedida será en la fecha 16 ante Morelia para cantarle ‘Las Golondrinas’.

Comentarios