Violencia en México es culpa del alto consumo de drogas en EEUU: comisionado de Seguridad

Y en la gustada sección “¿y ‘ora a quién fregados le echamos la bolita?”… Mientras que el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa, salió con la puntada de que la ola de asesinatos de políticos es culpa de Andrés Manuel López Obrador, el comisionado de Seguridad Nacional, Renato Sales, aplicó la misma y, para quitarle otra carga al gobierno federal, señaló que el recrudecimiento de la violencia en el país se debe a que los estadounidenses le entran duro al consumo de drogas.

¿Y qué tiene una cosa que ver con la otra? Pues bien, según explicó Sales Heredia, es tal la demanda de heroína y fentanilo por parte de los gringos, que los cárteles nacionales se pelean tan jugoso mercado… y no ofreciendo mejor producto, claro está, sino a punta de balazos. En resumen: la disputa de plazas para satisfacer las necesidades del consumidor estadounidense es lo que ha hecho que la violencia en México se haya desatado.

De acuerdo con el comisionado, un ejemplo de lo anterior es Colima, que de ser hasta hace poco un Estado en relativa calma, ahora tiro por viaje registra balaceras y hallazgo de cuerpos visiblemente manipulados por el crimen organizado. Esto, según Sales, se debe a que la entidad -de forma esporádica (seguro) y no por complicidad con gobiernos corruptos- se ha convertido en uno de los principales puntos de trasiego y disputa, esto junto con Chihuahua, Sinaloa y Durango: el Triángulo Dorado.

¿Siguen sin estar convencidos? Pues para reforzar la tesis, Sales recordó que apenas en octubre pasado el gobierno de Estados Unidos declaró emergencia nacional de salud pública a la crisis derivada del alto consumo de medicamentos derivados de la amapola. “Una vez que se empezaron a restringir las recetas para dichos medicamentos, se generó en consecuencia un mercado negro más grande. Y así las muertes relacionadas con las organizaciones delictivas que se han vuelto trasnacionales afectan a las comunidades tanto en México como en Estados Unidos”.

Para repeler el incremento de actividades del crimen organizado, se lleva a cabo el operativo “Escudo Titán”, con el cual se ha conseguido el aseguramiento de drogas, armas, así como la detención de personas ligadas al narcotráfico. A 20 días de haberse puesto en marcha, con dicho operativo se ha conseguido la detención de 145 personas; liberación de 18 víctimas de trata, así como de 173 migrantes, y -más recientemente- la incautación de 97 kilos de cocaína, esto en Querétaro.

Comentarios