Baia baia: Ricardo Becerra renuncia a la comisión de reconstrucción de la CDMX por falta de transparencia

Ricardo Becerra, el encargado de la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, presentó su renuncia ayer, viernes 16 de febrero. En una carta dirigida al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, Becerra dijo que renunciaba porque las normas de la Comisión han cambiado y que “ahora las decisiones provienen de la Asamblea Legislativa” de la ciudad, cosa que al parecer agrada del todo.

Twitter

El ahora ex-comisionado también dijo que recibió dos oficios por parte de representantes de la Asamblea Legislativa, en donde básicamente le avisaron que los diputados ya decidieron desde el mes de diciembre del año pasado a donde estarán destinados los recursos para la reconstrucción de la ciudad y que será la Secretaría de Finanzas quien proceda a aplicar los recursos del Programa de Reconstrucción. O sea, ¿la comisión está nada más de adorno o cómo?

En la carta que Ricardo Becerra le manda a Mancera, da a entender que los recursos se están empleando de manera incorrecta (o sea, ya lo sabíamos pero faltaba alguien que lo confirmara):

Ignoro la justificación o las prioridades que han orientado el gasto de los casi 8 mil millones de pesos expresados, en sendos escritos. No solo eso, sino que no tiene relación alguna con el diagnóstico de las necesidades de las personas afectadas por el sismo y el orden de prioridades que la Comisión para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México ha identificado, después de más de 150 visitas a lugares críticos.

Vía: Aristegui Noticias

Ayer, después del sismo que se sintió en la tarde, Miguel Ángel Mancera, aseguró que los recursos para la reconstrucción de la ciudad no serán desviados para fines políticos, o que supuestamente él no lo permitirá. Por otro lado, Becerra estuvo en el cargo desde el mes de octubre de 2017 y lo más destacado de su cargo fue cuando llegó ‘pasadito de copas’ a una reunión con damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre y leyó mal un dictamen.

Nadie sabe dónde, cuando ni cómo se aplicará el plan de reconstrucción de la CDMX pero, a como lo vemos, esto no tiene principio ni fin.

 

Comentarios