León sufrió para empatarle a 10 Gallos Blancos

En un partido con el saborcito de una rivalidad clásica del Bajío, con una sazón que data de la misma Guerra Cristera, Querétaro fue a meterse a la guarida de la Fiera para buscar 3 puntos que le alivianen la situación porcentual y con 10 hombres lograron poner en grandes dificultades al local, que con trabajos pudo empatarles.

En una terrible actuación del árbitro Óscar Macías, los Gallos Blancos se quedaron con uno menos apenas pasando los 20 minutos, cuando Javier Güémez se barrió de forma temeraria sobre Osvaldo Rodríguez, pero recogió las piernas y terminó recibiendo un pisotón accidental por el jugador local, pero aún así se fue expulsado por la barrida.

Más adelante, Andrés Mosquera tuvo la brillante idea de defender como liniero de futbol americano, con los brazos arriba, y tapó un disparo de George Corral para cometer un penal que a la postre canjearía Edson Puch por el primer gol visitante.

Por si no había suficiente énfasis en ello, León tuvo grandes dificultades para empatar el marcador, faltos de precisión ante la mirada desde la banca de un Donovan que seguramente estará dudando de sus decisiones después de tantas goleadas recibidas.

Pero la Fiera tuvo una oportunidad bien realizada y esa la metió. Fue en el minuto 75, cuando el Chapito Montes metió un centro preciso para Álvaro Ramos, que conectó un cabezazo poderoso a quemarropa para estrenarse con los Panzas Verdes en la Liga MX al poner el 1-1 definitivo.