Con terquedad, necedad y perseverancia, rayando en locura, iré contra corrupción: AMLO

¿La advertencia de un gobierno impositivo o la promesa de irse con todo contra los grandes corruptos que han desfilado por las pasadas administraciones? Ustedes decídanlo, aquí las palabras del ya candidato presidencial de Morena, tal cual las pronunció al rendir protesta.

Ayer, como parte del discurso que dio tras confirmarse -otra vez- lo que durante los últimos años ya sabíamos (su candidatura presidencial), el exlíder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo algo que rápidamente despertó críticas, burlas y temores en las redes sociales. Al referirse a la forma en que pretende actuar, si es que llega a Los Pinos, AMLO dijo que será con “necedad, perseverancia, rayando en la locura, de manera obcecada”… ughhh qué pin&$/e miedo, pensaron varios. Y sí, así podría tomarse, pero qué tal si se conoce el resto del discurso:

“El orden no se consigue solo con el uso de la fuerza. El orden se consigue con la justicia. Soy terco, es de dominio público, necio, dicen, obcecado, perseverante, como suele llamarse a quienes defienden ideales, principios o alguna causa. Con esta misma convicción, actuaré como presidente de la República. Con terquedad, con necedad, con perseverancia, rayando en la locura, de manera obcecada, voy a acabar con la corrupción”.

Como si no supiera lo fácil que se pueden utilizar en su contra, el candidato presidencial utilizó palabras que seguramente ningún asesor recomendaría… sobre todo “locura”, pero bueno, así se las gastó Obrador al medio dar una probada de lo que será su campaña presidencial, en cerca de mes y medio, ya que además volvió a tocar el tema de a “amnistía” que pretende otorgar a delincuentes, como parte de su plan para -según- acabar con la violencia en el país: “Someteré a debate, incluso con las víctimas, la posibilidad de otorgar amnistía a los infractores que opten por su readaptación, como ha sucedido en otros tiempos en nuestro país y en el mundo, y también como lo contemplan nuestras leyes”.

También hizo referencia a su intención de recortar los sueldos de altos funcionarios, echar atrás la reforma educativa impulsada por EPN, quitar pensión a expresidentes y dejar de utilizar Los Pinos como residencia oficial, así como la desaparición del Cisen. Por otra parte… “las palabras qué, si lo que le baja punto son las acciones”, dirán muchos, en claro señalamiento a la lista de candidatos plurinominales al Senado que dio a conocer ayer Morena, en la cual, personajes como Napoleón Gómez Urrutia y Germán Martínez le quitaron atención (y posibilidades) a figuras como Ifigenia Martínez y Nestora Salgado.

Aunque controvertida la candidatura de Napito, no sorprende, ya que desde hace algunos días López Obrador dio señales de que, en caso de ganar las elecciones, creará las condiciones para tener de vuelta al exlíder minero acusado de fraude millonario que, desde 2006, se encuentra exiliado en Canadá… y pese a las acusaciones en su contra, con ciudadanía canadiense desde 2014, por cierto. “Allá está Napoleón Gómez Urrutia en Canadá, en el exilio, porque lo han perseguido, porque no se sometió a los dictados de los que mandan de verdad en la Secretaría del Trabajo, Larrea y otros que se creen los dueños de México, y aquí existe otra expresión que dirige el compañero Pavón, y están confrontados”, apuntó AMLO el pasado 10 de febrero.

Comentarios