“¡Dan vergüenza!”, recriminan estudiantes en la Casa Blanca

“¡Dan vergüenza!”, gritan los estudiantes de Estados Unidos. En unos días marcados por la discusión de armas en las escuelas norteamericanas, las voces jóvenes están saliendo a las calles.

De acuerdo a los reportes, docenas de estudiantes se presentaron hoy, 19 de febrero, frente a la Casa Blanca para pedir una reforma al control de armas en Estados Unidos. Aprovechando el día festivo gringo, conocido como ‘President’s Day’,  los jóvenes protestaron en solidaridad con los estudiantes de Florida que vivieron un tiroteo la semana pasada.

Estos manifestantes, forman parte de la organización Teens For Gun Reform, una asociación estudiantil basada en Washington D.C. y, además de gritarle a los políticos gabachos, la manifestación incluyó un performance de tres minutos para simbolizar los fallecimientos del 14 de febrero. Aunque el diálogo de control de armas en nuestro país vecino lleva ya un rato sin llegar a ningún lado, estas protestas parecen ser el inicio de algo más grande:

Ya habíamos hablado del emotivo mensaje de la sobreviviente del tiroteo de Parkland, Emma Gonzalez, que mencionaba la “vergüenza” de los senadores que reciben donaciones de la Asociación Nacional del Rifle. También, otro sobreviviente, Cameron Kasky, le dijo a los políticos: “la sangre está en sus manos”.

“Vamos a ser el último tiroteo escolar”, decían los jóvenes activistas. “Estamos perdiendo nuestras vidas mientras los adultos están jugando“, seguían los mensajes. Así, los estudiantes de Florida empezaron un nuevo movimiento: La Marcha por Nuestras Vidas (March For Our Lives) que saldrá a la calles norteamericanas para pedir reformas estrictas del control de armas el próximo 24 de marzo.


Además de esa marcha, también los estudiantes aprovecharan el 14 de marzo —exactamente un mes después del tiroteo— para salir de las escuelas al mismo tiempo y demandarle al Congreso que tome acciones definitivas respecto a las armas en la Unión Americana. De acuerdo a los estudiantes activistas, “ya no les sirven sus pensamientos y plegarias”.

 

 

 

 

 

 

Notas relacionadas

Comentarios