Glastonbury prohíbe las botellas de plástico por una buena causa 💦

Parece mentira, pero así como Coachella prohibió el uso de la marihuana, ahora es el Glastonbury el que ha prohibido una cosa más y no, no hablamos de drogas o alcohol, en realidad es algo muy simple, básico e incluso necesario… botellas de plástico.

Si bien este año el festival se tomará un descanso, para cuando regrese en el verano del 2019 no se permitirá el acceso a ellas. O sea, adiós botellita de agua.

Esta nueva regla no es una sorpresa del todo, pues durante muchos años Glastonbury se ha mostrado a favor de las causas ambientales y ahora ha decidido contribuir a algo más: disminuir el uso del plástico.

En 2014, el festival introdujo botellas de acero inoxidable y estaciones para abastecerse de agua sin ningún costo. También en 2016 dio copas de acero inoxidable junto con la iniciativa: “Love the farm… leave no trace” (Ama la granja… no dejes rastro).

“Es un proyecto enorme, está tomando mucho tiempo el reunir a diferentes personas con las que podamos trabajar”, dijo la organizadora de Glasto, Emily Eavis, a la BBC 6 Music. A manera de justificar su decisión, los organizadores dieron a conocer que durante los cinco días del evento, se usan cerca de un millón de botellas de plástico.

Por si no lo sabías, el motivo por el que el festival no se llevará a cabo este 2018 es debido a su “fallow year”, o mejor dicho, su “año de descanso”, el cual se lo toman cada seis años para permitirle a la granja, la villa y al equipo detrás del Glastonbury descansar lo suficiente; al mismo tiempo, con esto ayudan a que el lugar no sufra algún daño por los cambios y modificaciones que se hacen anualmente para el festival. Sin embargo, la buena noticia es que Glasto regresa en 2019, justo un año antes de que celebre su 50 aniversario.