Con ustedes… Margarita Zavala, “la candidata del pueblo” (así se autodenominó)

Como ayer les informamos, junto con El Bronco y Ríos Piter, Margarita Zavala es la “independiente” que llegó a las firmas requeridas por el INE para el registro de una candidatura presidencial. Y bueno, aunque la meta fue alcanzada por la exprimera dama desde hace días, ya que ayer cerró el plazo para obtener las rúbricas, fue buen momento para hacer argüende y presentarse formalmente como “la candidata del pueblo” a la presidencia de la República.

¿Del pueblo? Ahhh, pues con razón tanta gente en las plazas, mercados y calles, celebrando que la doña aparecerá en la boleta electoral… ¿qué?, ¿por su casa no fue así? Pues la verdad es que por la de nadie, salvo en la casa de campaña de la exblanquiazul que, arropada por su equipo y su esposo, Felipe Calderón (por ende, el expresidente del pueblo), se presentó ella solita como “la candidata del pueblo”.

¿Qué la hace merecedora de tan significativo título? De acuerdo con la prima de Marcia Matilde Gómez del Campo, socia fundadora de la guardería ABC, ella es la representante del pueblo nomás por sus… digo, porque “así lo decidieron más de un millón de ciudadanos y no voy a dejar que la demagogia nos robe la palabra ‘pueblo'”, señaló nada demagógicamente la mujer que hace sólo unos días muy demagógicamente se autodenominó “la única candidata panista” que estará en la contienda electoral del 1 de julio. Entonces, ¿del pueblo o panista? Pues las dos… la cosa es que aseguró que estará en las boletas electorales y se convertirá en la primera presidenta en la historia de México.

En fin, luego de tener la modestia de colocarse títulos que la propia gente debería de darle, Margarita Zavala aprovechó la celebración para atacar a sus futuros contrincantes. Sobre el PRI, señaló que “adquirió a un candidato que lo único que puede presumir es que trabajó en el mejor gobierno panista: el gobierno de Felipe Calderón” (tssssss… ¿qué pasó Vicente Fox?). Sobre el PAN, la mujer que durante las últimas semanas acusó que los partidos son una carga para la sociedad (lo cual es cierto… pero cómo no dijo nada en sus más de 30 años de militancia panista) comentó que el candidato Ricardo Anaya simplemente representa la “política que no tiene escrúpulos” y, por último, sobre AMLO sólo señaló que se trata del “ropavejero de la política”.

Aunque se negaba a hacerlo, Felipe Calderón terminó haciéndola del tío borracho de los XV años y dijo unas muy sentidas palabras para la ahora candidata en su presentación ante la sociedad: “Es la candidata de los ciudadanos contra los candidatos de los partidos y del establishment y de la nomenclatura, que son finalmente hombres, priistas, uno por origen, otro por prácticas y otro por adopción”, dijo el expresidente, luego de asegurar que apoyará “firmemente” la candidatura de su esposa.