¿Querían debates en intercampaña? Quédense con las ganas, porque INE ya dijo que no

Se cancela todo para quienes ya preparaban la carnita asada por si algún medio se aventaba el tiro de reunir a dos o más candidatos presidenciales para que se echaran un “quienvive” verbal, esto antes de los acartonados, limitantes, inentendibles y, sobre todo, ya sin edecanes, debates programados para ahora que inicie el periodo de campañas.

Ya que es imposible que los candidatos aprovechen cualquier oportunidad para aludir temas electorales o propuestas (lo cual se supone que debe evitarse en periodo intercampañas), el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó prohibir que los aspirantes a cualquier cargo de elección popular participen en “mesas de análisis” o “debates”… claro, en caso de que haya dos o más de los susodichos. En todo caso, podrán acudir solitos y dejarse adular, digo, entrevistar por el comunicador de su preferencia.

 La determinación de impedir los debates provino del Partido del Trabajo y Morena… no porque ellos hayan pedido su prohibición, sino porque solicitaron que el árbitro electoral fuera claro en cuento a qué se puede y qué no se pude realizar durante este mes y medio que, en teoría, la ciudadanía debería intentar desintoxicarse de la sobreexposición a tanta mam$%&/a, digo, a los intentos de los aspirantes a ser conocidos.

El debate para llegar a esta decisión estuvo reñido. Mientras que algunos consejeros, como Benito Nacif, intentaban dar chance de que los ahora candidatos acudieran a mesas o debates a hablar de “temas generales” (aunque seguramente no de cómo van los Lobos BUAP), su compañero Marco Antonio Baños señaló que permitir esto abriría un flanco que, por ahora, es exclusivo para la etapa formal de campañas.

Y bueno… entonces ¿qué se puede hacer en intercampañas? Ehmmm buena pregunta. Pues según la consejera Pamela San Martín, “la intercampaña se pensó para dirimir los conflictos al interior de los partidos” y, por ello, los precandidatos no pueden hacer eventos públicos o al aire libre y, entonces, no pueden llamar al voto ni gastar recursos con fines proselitistas.

“Pero sale lo mismo: siguen los spots y entrevistas de esos güeyes”. Pues sí, porque para las autoridades no es lo mismo que aparezca Meade en pantalla a que salga un anuncio de miedo en el que se “explica” que lo mal que le iría al país en caso de que ya no gobierne el PRI (XD)… o seguir escuchando el “na, na, na, na, na”… o que ahí viene “ya sabes quién”. Eso sí se puede, porque es pura “propaganda genérica”, dice la consejera. Además, no exageren, supuestamente ya son más los spots del INE que de partidos.

Entonces, los candidatos sólo pueden dar entrevistas, aparecer en eventos privados y ya. ¿Les sigue pareciendo lo mismo? Ohhh, espérense a que sea el 30 de marzo. Cuando comiencen las campañas como se debe, ahí sí van a saber lo que es bueno.