Holanda: nueva ley convierte a todos los mayores de 18 años en donantes de órganos

A fin de reducir la escasez de órganos disponibles para trasplantes, legisladores holandeses han aprobado una muy polémica ley que, en automático, convierte en donadores a todo ciudadano que cumpla la mayoría de edad.

De acuerdo con El País, una vez que los habitantes de la tierra de los tulipanes cumplen los 18 años, sus datos pasarán al registro nacional de donantes, listos para que, en caso de fallecer, sus órganos sean utilizados por pacientes que así lo requieran. Claro, siempre está la opción de negarse y para esto, se debe dejar una constancia por escrito, si que ello represente algún tipo de problema con las autoridades.

Ahora bien, en caso de que la persona no se hayan pronunciado ni en favor ni en contra (esto pese a que en repetidas ocasiones las autoridades emitirán notificaciones para hacerlo), esto se tomará como un “no se opone”… pero, la familia tendrá la oportunidad de demostrar que el susodicho no quería ser donante. Es decir, la última palabra es de los familiares, sin que esto implique la opción de veto, en caso de que su ser querido haya asentado que sí estaba de acuerdo en ser donante.

La ley aprobada desde 2016 con un apretado 75 a 74 tuvo que se reelaborada debido a que sus detractores señalaban que las personas veían dañado el derecho a decidirse en algo tan íntimo. Además acusaron que era muy confuso para la gente la noción de que ya eran donantes con sólo cumplir la mayoría de edad. Fue entonces que se estableció que las autoridades emitirán notificaciones para que los ciudadanos se pronuncien, ya sea a favor o en contra. Si embargo, ni con esta reforma los críticos de la nueva ley quedaron satisfechos y, desde todas las corrientes partidistas, se pronunciaron: “El cuerpo de los holandeses no es propiedad del Estado, es suyo (…) sólo se puede considerar donante a quien haya dado el consentimiento expreso para ello”.

¿Y en México, qué se opina al respecto?

Para el director del Centro Mexicano Pro Donación Renal, Arturo Dib Kuri, la decisión tomada por legisladores holandeses no es la solución para incrementar la cantidad de tejidos disponibles para trasplante. Lo ideal, es crear conciencia, así como destinar recursos para que los hospitales cuenten con insumos necesarios para preservar órganos, cirujanos expertos, además de psicólogos y tanatólogos que ayuden a familiares de personas fallecidas a decidir si autorizan la donación de órganos.

De acuerdo con La Jornada, en 2000 la regulación de donación de órganos se reformó en México. A partir de entonces todas las personas al morir son donadoras tácitas: se les pueden retirar los órganos… a menos que, en vida, hayan expresado lo contrario. Ahora bien, a final de cuentas son los familiares quienes tienen la última palabra, ya que son ellos quienes autorizan el proceso.

Estamos hablando de:

Donación de órganos Holanda

Notas relacionadas

Comentarios