En una auténtica batalla de titanes en la Danza sobre Hielo, Canadá se llevó el Oro

Y porque sí escribimos sobre patinaje sobre hielo sin que sea por pedido de la novia, este lunes se llevó a cabo la Final de Danza Sobre Hielo, en la que la pareja canadiense, Tessa Virtue y Scott Moir, se hicieron con su segundo Oro de esta justa Olímpica Invernal de PyeongChang 2018.

El duelo para lograr esta presea fue de lo más electrizante que se ha vivido en estos Juegos Olímpicos, puesto que compitieron con otra pareja monumental, los franceses Gabriella Papadakis y Gillaume Cizeron, viejos conocidos que tan sólo en noviembre rompieron una marca que acababan de establecer los mismos canadienses.

En una auténtica batalla de titanes en la danza sobre hielo, Canadá se llevó el Oro
Estas dos parejas dieron una cátedra y terminaron dominando la competencia. (Foto: Getty Images)

Los franceses establecieron un récord nuevo de puntos en el programa libre de Danza Sobre Hielo este lunes al romper su propia marca de 119.33 unidades y establecerla en 123.35 puntos, pero no les alcanzó para obtener el Oro, pues los canadienses los superaron por 0.79 puntos en el combinado del programa corto y libre.

En noviembre, los galos habían establecido una marca combinada mundial de 200.43 puntos, pero este lunes fue destrozada por ambas parejas, quedando en primero los canadienses, con 206.7 unidades, por 205.28 de Papadakis y Cizeron. Los demás patinadores no superaron los 193 puntos.

La diferencia fue la Danza Corta, en donde Virtue y Moir establecieron una nueva marca mundial de 83.67 puntos, mientras que los franceses sufrieron un accidente con el vestuario de Gabriella, en el que terminó mostrando de más debido a la soltura de un gancho del vestido, lo que les costó un punto de penalización, que los dejó con una marca de 81.93 puntos, en el segundo lugar.

Ese punto bien pudo ser la diferencia entre el Oro y la Plata, pero lo cierto es que estas dos parejas dieron un espectáculo sin igual dentro del patinaje artístico y sobresalieron merecidamente con su perfección en las rutinas para establecer el duelo sólo entre ellos 4, en el que probablemente todos merecieron ser premiados con el Oro.

Pero lamentablemente una pareja tuvo que quedar por debajo, dejando así que Tessa y Scott alcanzaran a a Gillis Grafström, de Suecia, y a Yevgueny Plushenko, de Rusia como los únicos patinadores con tres preseas doradas y los superan en las totales con 5 (los demás tienen 4).

Comentarios