Noticias

Pero es culpa de AMLO (según Ochoa Reza): en Colima, ejecutan a regidor panista

Los criminales no respetan ni las intercampañas y continúan haciendo que políticos de todas las vertientes aparezcan en los medios… aunque no de la manera en que a ellos les gustaría. Ya que las autoridades no hacen nada para impedir los asesinatos de funcionarios y militantes de partidos (culpa de López Obrador, según acusaciones de Enrique Ochoa Reza), pues estos siguen ocurriendo con total impunidad.

Esta vez la víctima fue el regidor del PAN en Tecomán, Coloma, Martín Cázares, quien fue ejecutado en un rancho cercano a la comunidad de la que él era funcionario. De acuerdo con Reforma, el blanquiazul habría recibido por lo menos cinco disparos de arma de fuego, luego que dos sujetos lo interceptaron dentro del rancho ubicado en el libramiento Rubén Tello.

El área en el que fue asesinado el también comisionado de Juventud y Deporte en Tecomán, ya había sido escenario de otras ejecuciones. En enero seis personas fueron halladas sin vida, para después -el 7 de febrero- corriera la misma suerte una persona que era perseguida por sujetos armados. ¿Y los responsables? Hasta la pregunta ofende… claro que lograron escapar y se desconoce su paradero.

De acuerdo con El Financiero, el asesinato de Cázares se registró justo antes de que diera inicio una marcha convocada por las cámaras empresariales y asociaciones civiles en la capital del Estado, para exigir paz en la entidad ante la ola de violencia que azota el estado.

¿Cuántos más López Obrador?

Y cómo no exigir paz, si el asesinato de Cázares sólo viene a confirmar lo indicado en el Índice de Violencia Municipal 2017, donde Tecomán se adjudica el nada deseable título de “el municipio más violento del país”… todo por culpa de “López”, según Clavillazo Ochoa. Recordemos que, en una de las tantas entrevistas que el líder nacional del PRI ha ofrecido a Joaquín López-Dóriga, aseguró que la violencia política (incluyendo la física) está relacionada con la propuesta del aspirante morenista a Los Pinos.

“La violencia es terrible, en todas sus expresiones, también lo es la violencia política (…) en ese sentido, también es importante mencionar que la violencia en contra de los candidatos, precandidatos, en contra de los políticos se ha incrementado más del doble desde el momento en que López propuso como idea el dar una amnistía a los narcotraficantes”.

El mismo día en que Ochoa se lució echándole la bolita de la violencia al candidato presidencial de Morena (quitándole toda responsabilidad a la administración federal ha roto todo récord sangriento impuesto en pasados sexenios… incluso los del máster del tema, Felipe Calderón), el comisionado de Seguridad Nacional, Renato Sales, se fue por la misma vía que el priista y culpó de la violencia al alto consumo de drogas en Estados Unidos, especialmente después de que el gobierno de Trump declaró emergencia nacional de salud pública a la crisis derivada del alto consumo de medicamentos derivados de la amapola. “Una vez que se empezaron a restringir las recetas para dichos medicamentos, se generó en consecuencia un mercado negro más grande. Y así las muertes relacionadas con las organizaciones delictivas que se han vuelto trasnacionales afectan a las comunidades tanto en México como en Estados Unidos”.

 

Comentarios