¡Nunca es tarde para el synth-pop! Soft Cell dará un último concierto

Si hay una banda que se puede autoproclamar como la pionera del synth-pop, que además vio nacer otros tantos géneros y ha influenciado muchas bandas de ahora, esa es Soft Cell. Originarios de Leeds, Inglaterra, este dúo se formó en 1980 para tan sólo un año después tomar proyección mundial con el lanzamiento de “Tainted Love”, su canción más popular después de cinco discos y algunos años de actividad musical.

Ahora, el cantante Marc Almond y el multinstrumentista Dave Ball, han decidido reunirse una vez más después de 15 años de ausencia para dar un último concierto (por siempre y para siempre) en Londres el próximo 30 de septiembre.

Con Soft Cell siempre sentí que no había terminado. Esta última presentación será el mejor final. Será una verdadera declaración por transmitir para agradecerle a cada uno de los fanáticos”, dijo Almond sobre lo último de la banda que se separó por primera vez en 1984 y decidió reunirse entre 2001 y 2005, lo cual dio como resultado el disco de 2002 titulado Cruelty Without Beauty.

“Vivimos en una época muy interesante y 2018 promete que será un año muy especial”, comentó Ball.

Una de las características de Soft Cell que más llamó la atención desde sus inicios, después de su sonido con tendencias electrónicas básicas, fue la teatralidad de sus presentaciones y el aspecto visual que le agregaban para hacerlo más “dramático”. Finalmente, ambos músicos estudiaban arte al momento de crear esta banda.

Su primer EP conformado con cuatro canciones bajo el título de Mutant Moments fue de lo primero que salió del synth-pop para después agarrar más fama con el lanzamiento del single “Memorabilia”. Lo demás es historia con la salida de “Tainted Love”, uno de los himnos de electro-pop más populares hasta la fecha y el lanzamiento de su primer disco Non-Stop Erotic Cabaret con “Say Hello, Wave Goodbye”, “Seedy Films” y “Bedsitter”.