Aquí nos tocó vivir

Dice Labastida que a él le ganó Zedillo, no Fox

¿Se acuerdan de Francisco Labastida? El primer priísta en perder unas elecciones a presidente, allá en los comicios federales del lejano año 2000. Aquél candidato que basó su campaña en prometer “inglés y computadoras” y el que guardó en nuestra memoria un debate por quejarse de los comentarios desafortunados de Vicente Fox:

¿Por qué es noticia hoy? Resulta, que en una entrevista publicada en La Jornada, el excandidato presidencial utilizó sus aprendizajes de los comicios de inicio de siglo para analizar las actuales contiendas.

“A mí no me ganó Fox, me ganó Zedillo”, dijo Labastida Ochoa, haciendo referencia a la poca ayuda que recibió del entonces presidente mexicano. Ahora, las cosas son diferentes, dice: “Peña está ayudando a Meade en la medida en que lo permite la ley y lo que usted quiera, pero no hay duda alguna que es aliado (de Meade) y quiere que el partido se quede en el poder”.

Labastida, también aprovechó la situación para contar una anécdota de su campaña. Cuenta el excandidato, que fue a un estado y “todo estaba bien”. Sin embargo, cuando llegó “ocurrió exactamente lo contrario” y acusó al presidente Zedillo de usar a la procuraduría como amenaza contra el gobernador; nomás para convencerlo de desmontar el changarrito de la campaña.

Sobre las campañas actuales. Labastida, ha sido muy público con su idea de que la actual contienda luce muy difícil para el PRI; aunque Meade “no tiene el enemigo en casa”, como cuando a él le tocó ser el delfín del PRI.

El excandidato, confirmó que Meade está jugando en contra del “desprestigio que trae el partido, la muy mala organización que trae el partido, la falta de utilización de los medios electrónicos” y se animó a decir lo que todos sabíamos que el candidato del PRI “no va a poder quitarse de ninguna forma los negativos del partido y del equipo de gobierno”.

*Foto de Portada: Protocolo

Comentarios