Noticias

Detienen a presunto asesino de precandidato del PRI, dice que sólo le dieron 5 mil pesos

Tras ser aprehendido por agentes de la fiscalía del Estado de México, lo que le resta a Sergio “N” es esperar a que atrapen al que lo contrató, porque de los 25 mil pesos que le prometió por asesinar al precandidato del PRI a la alcaldía de Cuatitlán Izcalli, Francisco Rojas, sólo le dio 5 mil pesitos.

De acuerdo con La Razón, en un primer momento el detenido aseguró que había cometido el crimen porque estaba siendo extorsionado: “Me dijeron que los iban a matar a todos (los de mi familia), me dijeron que iban a matar a mi mamá”. Ya después el exreo parece que cambio su versión y hasta paga le dieron. Eso sí, no le revelaron que su víctima sería un diputado con aspiraciones de alcalde, sólo le dijeron que era alguien que “se estaba pasando”.

Sergio “N” y su cómplice, a quien no conoció hasta que cometieron el homicidio, esperaron a Rojas en las afueras de un centro comercial, para después seguirlo hasta su casa, en la colonia San Lorenzo Tenco, en Cuatitlán Izcalli. Al día siguiente de esto, la noche del sábado 3 de febrero, lograron su cometido… ya después por la televisión se enteró que su víctima era nada menos que un diputado y, asustado, decidió huir a Durango, donde se ocultó en la casa de sus abuelos políticos (abuelos de su esposa).

Según señala el diario capitalino, la policía ministerial consiguió seguir el rastro del sicario gracias a una foto que lograron obtener de una cámara ubicada en el centro comercial, donde Sergio “N” esperó a Rojas. Luego de trasladarse hasta Durango, los efectivos sólo tuvieron que vigilar unas horas la casa en que se resguardó el sospechoso y, tras un operativo, lograron su detención el pasado martes.

La Razón señala que tiene en su poder un video en el que el hombre de 30 años detalla cómo asesinó a Rojas: “Yo le disparé y luego nos fuimos en una moto”, confesó luego que le dieron sus buenos tehuacanazos… bueno, obviamente no, pero sí acabó soltando buena parte de la sopa. Ahora sólo habrá que esperar a que las autoridades atrapen a su cómplice y, sobre todo, a la persona que supuestamente le pagó por cometer el crimen, pues para ver si confiesa qué broncas se traía con el priista.

Comentarios