Ya ni le muevan, la carrera presidencial es entre AMLO y Anaya: The Economist

La publicación británica The Economist publicó esta semana un análisis sobre el panorama electoral mexicano. En el texto se afirma que la contienda presidencial se ha vuelto en una carrera de dos caballos: Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés.

El candidato de la alianza “Juntos Haremos Historia” fue definido como un “populista mesiánico” y alguien que quiere poner en práctica ideas viejas que han fallado en el pasado, mientras que el abanderado de “Por México al Frente” fue descrito como un “formidable debatiente”, alguien “atrevido” e “implacablemente ambicioso”.

Cualquiera de las dos opciones, indicó la revista, significaría un cambio al régimen priista. “¿Qué tipo de cambio es el que quieren los mexicanos?”, se pregunta The Economist. “Es Anaya quien ofrece la mejor esperanza para derrotar a AMLO. Apenas tiene 38 años. Con su cabello corto y lentes, parece un nerd. Es un formidable debatiente y operador político que habla con un apuntador láser”, se señala en el artículo.

En el texto titulado “Ricardo Anaya, Mexico’s young hopeful” (Ricardo Anaya, joven promesa de México) , y que cuenta con opiniones de personajes de la escena política mexicana como Jorge Castañeda, Denise Dresser y Enrique Krauze, se asegura que nunca como ahora los mexicanos han querido tanto el cambio de gobierno, debido a la impopularidad de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto.

¿Ricardo Anaya es el cambio que necesita México? Eso dice The Economist
Foto: The Economist

Y a todo esto, ¿qué más dijo The Economist sobre el panorama electoral?

Si bien consideraron que durante la administración de EPN se empujaron e implementaron las reformas estructurales (principalmente la educativa y energética), la publicación indicó que el descrédito del Gobierno Federal ante la sociedad se debe a la escalada de violencia, la corrupción y la situación económica. En su análisis, The Economist mencionó que al analizar las gestiones de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa, las cosas no fueron distintas.

Ante este panorama es que la figura de López Obrador tiene más aceptación que en sus anteriores intentos por hacerse de la Presidencia de la República.

Comentarios