El Bronco no le cumplió ni a Nuevo León, ni a su esposa

Este viernes, 23 de febrero, El Bronco se dejó ir con todo en una entrevista con El Universal. Muy a su estilo, le dijo al periodista Alberto Morales, que así como había prometido no dejar el cargo de gobernador de Nuevo León pues “también le prometí a mi vieja que la iba a llevar al cine mañana y no la voy a llevar”. Eso sí, recalcó que lo que dijo no es malo.

El gobernador con licencia de Nuevo León habló también en esta entrevista de las dificultades de su campaña, de sus estrategias, de la posibilidad de unificar la campaña de los independientes, de sus rivales en la contienda y aseguró que “la competencia va a estar entre Andrés Manuel y un servidor”.

A ver, vámonos por partes: 

Primero, las dificultades de su campaña. Desde algunas semanas atrás, ya había comentado que tenía al INE atravesado. Ahora, se quejó de la aplicación de registro de firmas argumentando que estaba “difícil” porque no tenía nada de información. También, dijo que si las cosas fueran mejores, no se hubiera gastado 18 millones de pesos en juntar firmas, que con 8 millones la ‘armaba’. Además, El Bronco dijo que la ley es “injusta, inequitativa y muy gacha” con los candidatos independientes.

Luego, se aventó una frase que si la intentamos contar no le haríamos justicia:

“Soy el hijo bastardo de la ley, pero como hijo bastardo quiero agradar a mi padre, que es la ley. Como hijo bastardo le estoy diciendo a mi padre que también soy su hijo que puedo. Al igual que los otros hermanos que tengo”.

Sobre su campaña, Jaime Rodríguez prometió que va a armar un ejército de 10 mil jóvenes —y cada uno con más de mil seguidores, por cierto—  para que se unan a su movimiento, que bautizó como “Campaña 4.0”. Este movimiento, según El Bronco, no va a incluir mitines, ni concentraciones; todo será en el “face to face”.

También, presumió que en Guanajuato, “que se dice panista” o en Tabasco, “la tierra de AMLO”, fueron los lugares donde más fácil juntó sus firmas. Por cierto, también mandó “al carajo” la idea de juntarse con otro independiente así que ni se les ocurra.

Ya, para rematar su presentación, le preguntaron a El Bronco qué pensaba de los otros candidatos. ¿De Anaya? que es “un muchacho”; ¿De Margarita? que es la esposa de Calderón; ¿Meade? para él es un “palero”; ¿AMLO? Es el mismísimo “Padrino”.

*Foto de Portada: Vanguardia

Comentarios