OEA pide a Venezuela reprogramar las elecciones y el Consejo Electoral dice ‘no creo’

Hace exactamente un mes, el gobierno de Nicolás Maduro anunció la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente (tomando las funciones del parlamento) de adelantar las elecciones presidenciales de este año para el 22 de abril. 

Inmediatamente la oposición rechazó la situación, al punto de que la Mesa de Unidad Democrática anunció que no participaría en los comicios electorales a menos de que se realizaran en apego a la Constitución y poniendo a Maduro en las mismas condiciones que todos.

Ante toda esto, la Organización de Estados Americanos se reunió de forma extraordinaria y aprobó una resolución en la que exhorta al chavismo a cancelar las elecciones presidenciales del 22 de abril y propone llevar a cabo el proceso electoral con observación internacional. 

La recomendación de adoptar un nuevo calendario debe permitir la “realización de eleciones con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente, legítimo y creíble”.

Sin embargo, por estos días el Consejo Nacional Electoral confirmó la fecha de las elecciones. 

De no aceptar la recomendación y continuar con los planes como hasta ahora ha sido anunciado, Maduro iría prácticamente solo a las elecciones y por obviedad resultaría electo presidente de Venezuela otra vez.

Respecto que también se adelantarían las elecciones parlamentarias, Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, aclaró en conferencia de prensa que el cronograma electoral está muy avanzado como para que se realicen las parlamentarias al mismo tiempo que las presidenciales. 

Comentarios