Drogas y violencia ¿Qué está pasando en la UNAM?

La tarde de este viernes se registraron disparos en Ciudad Universitaria, específicamente en el anexo de Ingeniería.  ¿El resultado? 2 muertos

Entonces surge el debate sobre si los problemas de inseguridad y drogas han sobrepasado a la máxima casa de estudios.

Vamos a hacer un pequeño recuento de lo que ha pasado y ha provocado eco en los medios 

A las 20:30 horas de ayer, 22 de febrero, una maestra de la FES Acatlán fue agredida a balazos antes de incorporarse a la avenida Jardines de San Mateo, al salir del plantel. Supuestamente todo fue parte de un asalto, aunque otras versiones indican que un sujeto de aproximadamente 1.80 metros de estatura, complexión robusta y cabello negro, estaba a la espera de la académica.

La profesora de Economía, identificada sólo con el nombre de Maria Luisa, perdió el control de su vehículo y se impactó contra el muro del puente vial que une Acatlán con San Juan Totoltepec.

¿El agresor? Se escapó.

El 12 de febrero pasado una alumna fue agredida sexualmente por un empleado de la cafetería “Cibarium” dentro del CCH plantel Vallejo.

Los estudiantes denunciaron que la Unidad Jurídica no actuó como debía hacerlo ya que al ser informados inmediatamente sobre la agresión, la abogada del plantel decidió esperar a contactar a los padres de la joven en lugar de levantar el acta correspondiente en la zona jurídica GAM-3 para que las unidades, con permiso de la institución, procedieran a hacer la detención del supuesto agresor.

¿David Guzmán López, identificado por presunto agresor?  Sigue en libertad.

El 19 de febrero, 2 estudiantes fueron golpeados durante un asalto ocurrido en los alrededores de la FES Acatlán, entre el plantel y el CCH Naucalpan, en la avenida López Mateos. Se reportó que la agresión se registró durante un asalto cometido en una unidad del transporte público que transitaba por la referida avenida.

A pesar de que los policías confirmaron que el agresor detonó en algunas ocasiones su arma de fuego, las víctimas no recibieron impactos de bala, pero sí cachazos en la cabeza: “sólo fueron golpeadas en la cabeza, con el arma en varias ocasiones”, dijeron las despreocupadas autoridades.

¿Y el asaltante? Se escapó.

En mayo del 2017 fue hallada sin vida en los jardines junto al Instituto de Ingeniería una joven de 22 años, Lesby. Había sido ahorcada con el cable de un teléfono publico y fue identificada por su pareja sentimental. De acuerdo con la información la víctima no estudiaba en la UNAM pero visitaba frecuentemente la zona porque era paseadora de perros.

Se llegó a señalar que se trataba de un suicidio pero fue masivamente rechazado y se empezó a hablar de feminicidio. La PGJ CDMX dio su versión de los hechos: la joven tenía problemas con el alcohol y era drogadicta…..

En julio de 2017, el Universal realizó un recorrido en Ciudad Universitaria e informó que a pesar de que a menos de 50 metros había 4 autos y una camioneta de personal de vigilancia de la UNAM, un grupo de 10 jóvenes ofertaba marihuana y hachís.

De hecho el 23 de junio se dio a conocer que las personas dedicadas al narcomenudeo en CU pertenecían al Cártel de Tláhuac, grupo delictivo que obtenía ganancias por la distribución de marihuaca, cocaína, cristal, LSD, y hachís, así como de las llamadas tachas. Las ganancias superarían los 100 mil pesos por día.

Y para nadie es un secreto que desde antes del 2015 la Facultad de Ciencias Políticas en la UNAM es también un gran punto de venta de droga.

Entonces queda el debate abierto sobre qué es lo que tiene y debe hacer la máxima casa de estudios para garantizar la seguridad de sus alumnos ya sea dentro y fuera de los planteles…

Comentarios