Deportes

Lo mejor de los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018

Este domingo se terminaron los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, una época increíble en la que vemos los deportes de invierno en todo su esplendor y ahora habrá que esperar 4 años más para Beijing 2022, o si somos super fans del deporte Olímpico, 2 años hasta Tokyo 2020.

Ya te habíamos presentado algunas de las historias que nos dejaron estos juegos, pero ahora te dejamos algunos de sus momentos más memorables, ya sea por curiosos, bellos, o algunos tristes.

Por supuesto siempre parte de lo mejor de unos JJOO son sus ceremonias de clausura y apertura, por lo que te dejamos contenidos y galerías para que las revivas, incluso puedes ver los videos completos, aquí y aquí.

Chloe Kim, la snowboarder de 17 años que quería comida

Esta es una atleta estadounidense con nervios de acero y estómago de perro, puesto que en plena competencia tuiteaba sobre sus antojos, en vez de apagar todo lo electrónico y concentrarse en la prueba que enfrentaría.

Lo mejor es que su actitud no le afectó en lo más mínimo, al contrario, hizo puntuaciones increíbles que nadie pudo superar y ganó el Oro, de hecho, su segunda mejor puntuación en la final le hubiera dado la plata también, pero hay que compartir, dicen los papás.

Fabian Bösch, el esquiador que mató el tiempo al extremo

El helvético Fabian Bösch es un esquiador acrobático que tuvo mucho tiempo entre manos, puesto que no competía sino hasta la mitad de la justa olímpica, por lo que se ponía a inventar sus propios deportes extremos para entretenerse en Pyeongchang.

Seguramente también estuvo causando microinfartos a su entrenador cada vez que hacía sus curiosas prácticas. Él no logró ninguna medalla, pero sin duda divirtió a más de uno con sus locuras en Corea del Sur.

Una publicación compartida por Fabian Bösch (@buhsch) el

La increíblemente competitiva Danza Sobre Hielo

Este fue uno de los momentos indudablemente más emotivos de todos los Juegos, fue una competencia titánica entre dos parejas que sobresalieron por encima de todos los demás para hacerse con el Oro y la Plata con tremendas actuaciones que bien pudieron ser premiadas con el primer peldaño para los cuatro.

Canadá, representado por Tessa Virtue y Scott Moir, se llevó el Oro por menos de un punto de diferencia con Gabriella Papadakis y Gillaume Cizeron, representantes de Francia, quienes perdieron un punto por un fallo de vestuario.

Ambas parejas rompieron récords olímpicos en sus rutinas, con una perfección impresionante, superando a todos los demás por mucho, con tremendas rutinas llenas de belleza y precisión, sin duda un momento memorable.

Simen Hegstad Kruger y su remontada espectacular

Él es un noruego que participó en el Esquiatlón, una prueba de esquí de fondo en la que se recorren 30 kilómetros, la mitad en esquí clásico y la otra mitad en estilo libre.

Lo que le pasó a este hombre es que tuvo un accidente al principio de la prueba, que lo relegó hasta la parte trasera de la competencia; pero el noruego demostró un carácter y una perseverancia impresionantes para llegar a ganar la medalla de Oro. Im-pre-sio-nan-te.

Oro estadounidense en Curling

La historia aquí, además del Curling, tiene que ver con los Simpsons. Nuestros queridos personajes amarillos volvieron a ponernos a pensar si Matt Groening tendrá su máquina del tiempo personal, al predecir que los Estados Unidos ganarían la medalla de Oro en PyeongChang 2018.

El equipo de las barras y las estrellas derrotó a Suecia en este peculiar deporte, que consiste en deslizar piedras de granito de 20 kg en una pista de 45 metros hasta una diana (como tiro al blanco) y quien quede más cerca gana un punto, o varios, dependiendo si no hay una piedra contraria entre las más cercanas al centro de la diana marcada.

Lo Peor: el Doping de Rusia y arresto de un atleta de Canadá

Rusia estuvo vetada de los Juegos Olímpicos de Invierno como Comité, por lo que los atletas rusos debieron participar bajo la bandera Olímpica tras ser comprobada toda una red de dopaje sistemática controlada desde el gobierno, pero tristemente aún así hubo atletas rusos dopados.

El primero fue Aleksandr Krushelnitchkii, de la disciplina de curling, sí curling (como pa qué, ¿no?), pero más adelante fue Nadezhda Sergeeva, una atleta que curiosamente es la cara de una campaña antidopaje en Rusia. Ella dio positivo por una sustancia prohibida por la WADA.

Por otro lado, está el caso del atleta canadiense de Esquí Acrobático, David Duncan, quien fue arrestado el viernes por estar involucrado en el robo de un automóvil en las cercanías de la Villa Olímpica, aparentemente él y su esposa se llevaron un auto que tenía el motor encendido cuando estaban en estado de ebriedad.

Esta es la parte fea de los Juegos Olímpicos de Invierno, que por suerte no es más grande esta vez, aunque siempre es preferible quedarse con lo bueno de estos increíbles eventos.

Comentarios