Cine

‘Es mi cuerpo, mi arte, mi decisión’: Jennifer Lawrence habla sobre desnudo en ‘Red Sparrow’

A pesar de que ya van 18 años del nuevo milenio con un montón de ideas innovadoras, mentes más abiertas y cambios reales en la sociedad en los distintos niveles que la componen, todavía resulta ‘complicado’, por no decir morboso, ver un desnudo artístico en la pantalla grande patrocinado por una actriz de alto perfil.

¿Por qué? Quizá porque todavía esa misma sociedad no está acostumbrada a ese tipo de libertad y más si consideramos que esas mismas actrices ya han salido desnudas sin su consentimiento. En otras palabras, han sido víctimas de hackeo como el de Jennifer Lawrence en 2014 cuando publicaron imágenes de ella desnuda y en situaciones ‘comprometedoras’ (que más bien son naturales).

Ese mismo año durante una entrevista con Vanity Fair, la actriz dijo que no tenía nada de qué disculparse: “Cualquiera que haya visto esas fotos, está prolongando la ofensa sexual. Deberían sentir vergüenza. Incluso gente que conozco y quiero dijo ‘Oh, sí, ya vi las fotos’. No me quiero enojar, pero al mismo tiempo pienso, ‘Yo no te dije que podías ver mi cuerpo desnudo’”.

Durante cuatro años, la actriz ganadora de un Oscar ha estado luchando contra las consecuencias de haber sido expuesta de esa manera, pero ya no más: otro desnudo, profesional, para su última película Red Sparrow la ha ayudado a superar el trauma del hackeo.

En una entrevista con 60 Minutes, Lawrence reveló cómo su papel de Dominika Egorova en este filme de Francis Lawrence, la ha ayudado a empoderar su sexualidad después del “crimen sexual” de 2014.

“Me di cuenta de que hay una diferencia entre el consentimiento y el rechazo. Me mostré desde el primer día, lo hice y me sentí empoderada. Sentí que algo que me habían quitado, finalmente regresó. Es mi cuerpo, es mi arte, mi decisión. Y si no te gustan las boobs, entonces no deberías ir a ver Red Sparrow”.

Desde hace cuatro años, Lawrence se había negado a tomar papeles cargados de cierta sexualidad. Su último papel de este tipo fue el que le dio un Oscar en 2013 con Silver Linings Playbook  y su papel de Tiffany Maxwell, una mujer que se convierte en ninfómana después de la repentina muerte de su esposo.  

Estos comentarios vienen después de que fuera criticada por utilizar un vestido demasiado “revelador” durante la presentación de Red Sparrow en Londres a pesar del clima frío. “Esto es sexista, es ridículo, esto no es feminismo. Exagerar sobre todo lo que alguien dice o hace, crear controversia sobre cosas tontas tales como lo que yo elijo usar o no usar no es avanzar. Es crear distracciones tontas ante los verdaderos problemas. Cálmense. Todo lo que me ven vestir es mi decisión. Y si quiero tener frío, ¡ES MI DECISIÓN TAMBIÉN!”.

Foto: Getty Images

Ahora, en Red Sparrow le da vida a una rusa espía que utiliza distintas técnicas de manipulación sexual para sacar información. La cinta se estrenará el próximo tres de marzo. 

Comentarios