Jugador de Iowa no rompió un récord a propósito por honrar a un jugador fallecido en 1993

Jordan Bohannon, jugador de los Hawkeyes de la Universidad de Iowa llevaba 34 tiros libres consecutivos sin fallar y cuando llegó el momento de superar la marca de los 35 decidió fallar a propósito para no romper el récord de Chris Street, un jugador de la universidad que falleció en un accidente automovilístico en 1993.

Los papás del fallecido Chris Street estuvieron presentes en el partido y colocaron jersey de su hijo en el lugar donde se solía sentar.

Al terminar el partido que ganó su equipo 77-70 ante Northwestern Bohannon dijo en una entrevista que ese récord no era para él. Sin duda una bonita historia en el deporte.

Comentarios