“Me deslindo de haberme deslindado”: rector dice que él ordenó el “¡fuera narcos de la UNAM!”

Si con esa coordinación con la que nomás tenían que adjudicarse un simple mensaje es la misma con la que se combate la venta de drogas en el campus universitario… pues… Aunque se les puede dar un voto de confianza y decir que sólo fue un simple error de información.

Luego de que un funcionario de la máxima casa de estudios deslindó a Rectoría del mensaje colocado en las pantallas del estadio Olímpico Universitario el pasado domingo, esto durante el partido Pumas-Chivas, ahora el rector Enrique Graue dice que él fue el que ordenó que se proyectara la frase que puso a temblar a los narcomenudistas que laboran en CU (dijo nadie nunca). “Me deslindo de haberme deslindado. De hecho, lo mandamos poner nosotros. Hoy inicia una campaña en ese sentido. No los queremos dentro y los jóvenes deben entender que el contacto con ellos es un riesgo”, señaló el rector en entrevista, tras participar en la inauguración de la segunda Conferencia Internacional sobre Seguridad y Justicia en Democracia.

El pasado viernes en las instalaciones de UNAM se registró un tiroteo que resultó con la muerte de dos personas “ajenas a la Universidad”. Luego de esto y de una nada convincente rueda de prensa encabezada por Graue, en el estadio de los Pumas se dejó ver el mensaje “¡Fuera Narcos de la UNAM!” Cuando varios pensaron que ése era el posicionamiento oficial de la máxima casa de estudios, un funcionario de la rectoría se encargó de desafanar a las autoridades universitarias. “La pantalla es de PUMAS, no de la Rectoría”, señaló la fuente no identificada, según reportó El Universal.

Pero ahora resulta que siempre sí. Y para reforzar la posición universitaria, ¿ya se armó una estrategia contra la venta de drogas?, ¿se pondrá al tiro a los de Auxilio UNAM?… Pues más o menos: la Gaceta UNAM lució en portada la leyenda “No es tu amigo. Es un Narco”… algo confuso el mensaje ya que, según los testimonios que varios medios recogen de los universitarios, los narcomenudistas no son vistos como los personajes más buena onda del mundo. Si acaso serviría para concientizar a los halcones que trabajan tanto para la UNAM como para los vendedores de drogas, según denunció hace unos meses El Universal. Pero bueno, ya veremos si esta acción sirve como primer paso para erradicar el problemón de seguridad que ha crecido dentro de la Universidad.

 

Así como ahora se deslindó de haberse deslindado, en el mensaje que Graue publicó en la Gaceta acepta que “haber ignorado la inseguridad y el narcomenudeo no era una opción en una comunidad como la nuestra”. No obstante, rechaza que el ingreso de las fuerzas policiales sea una forma de atacar el problema. “Pueden salir lesionados inocentes y no por ello se podría garantizar la ausencia permanente de narcomenudistas”, justificó.

Comentarios