Lanzamientos

La canción inédita que Amy Winehouse grabó antes de ser famosa

Parece increíble que hayan pasado 7 años desde la muerte de Amy Winehouse, una de las artistas británicas más memorables del nuevo milenio y que de la forma más inesperada, fue encontrada muerta en su apartamento en Camden, Londres. ¿La causa de su muerte? Una cantidad excesiva de alcohol. Sin embargo, con dos discos en su carrera Amy logró ser una de esas cantantes que quedaron grabadas para siempre. A partir de esto, es que el compositor y músico Cil Cang compartió en YouTube “My Own Way”, un demo de 2001 que Winehouse grabó antes de convertirse en una celebridad.

Según cuenta el productor a Camden New Journal, esta canción fue escrita por él y co-compuesta por James McMillan para que Amy la cantara, hiciera un demo y con él convenciera a las disqueras de representarla. “Fue en septiembre de 2001 y su primer álbum no había salido. Ella no había firmado con Island Records entonces”, contó al diario británico.

Según contó Cang, Amy grabó esta canción de una forma impresionante en tan solo tres tomas. “Primero hablamos de reggae, ska, los grupos femeninos de los 60. Cuando grabas con alguien por un día o dos tienes que tener el sonido adecuado de una manera muy rápida y Amy sabía lo que queríamos. Siempre pienso que me hubiera gustado producir más de su música. Ella era una artista apropiada para trabajar”. 

Otra cosa que también informa El País, es que tras la muerte de Amy, Universal lanzó el disco póstumo Lioness: Hidden Treasures. Como éste no obtuvo un buen recibimiento por parte de los fans, la compañía decidió destruir el resto de las canciones inacabadas de Winehouse para evitar que esto se repitiera.

Y aunque Cang decidió hacer todo lo contrario, hasta ahora el demo ha tenido buen recibimiento. De hecho, aunque la voz de Amy suena bastante diferente a la que nos tiene acostumbrados, su gusto por el soul continúa vigente, haciendo de “My Own Way” una canción llena de nostalgia, de melancolía y romance. Genera esos sentimientos que Amy sabía transmitir únicamente con unos instrumentos bien ejecutados y por supuesto, su voz.

Comentarios